Factores internos de una empresa | Diccionario Economico

Definición de Factores internos de una empresa | Diccionario Economico

Los factores internos de una empresa se refieren a todos aquellos elementos y características que están bajo su control y que pueden afectar su funcionamiento y rendimiento. Esto incluye aspectos como la estructura organizativa, los recursos humanos, la tecnología utilizada, el financiamiento, la cultura empresarial y la toma de decisiones interna. Estos factores internos son clave para lograr el éxito y el crecimiento de la empresa.

Sin duda, son factores muy importantes que influyen de forma decisiva en la consecución de los objetivos marcados. Son internos porque son parte integral de la configuración de la organización. Entre ellos encontramos la cultura organizacional, los recursos, los canales de comunicación y la infraestructura de la empresa.

Del mismo modo, todos estos factores pueden influir positiva o negativamente en el desarrollo y ejecución de la gestión de proyectos, estos factores ayudan o perjudican a la organización, la gestión y el control de proyectos, ya que pueden otorgar fortalezas a las organizaciones si influyen positivamente o desventajas si influyen negativamente.

factores internos
Clasificación

Clasificación de los factores internos de la empresa

Los factores internos se pueden dividir en tres categorías:

organizaciones

Cada organización ejecutora de un proyecto tiene una serie de factores propios de su estructura empresarial, entre ellos:

1. Tipo de estructura organizacional

En primer lugar, toda organización tiene una misión, una visión y un conjunto de valores que comparten todos sus miembros, lo que hace que todos dirijan sus acciones hacia los mismos objetivos.

Sin duda, el tipo de estructura determina el comportamiento de los empleados, las expectativas y el comportamiento de los directivos. Esta puede ser la diferencia entre cómo opera una empresa y otra.

2. Estructura y gestión de la organización

En segundo lugar, cada organización utiliza diferentes mecanismos para evaluar y motivar a sus miembros, como el establecimiento de metas y objetivos, un sistema de premios y un sistema de recompensas. Todos estos procedimientos se utilizan para mantener a los empleados motivados para alcanzar sus metas y resultados.

3. Ubicación y distribución geográfica

En tercer lugar, la ubicación y distribución geográfica de una organización es importante para la disponibilidad de la infraestructura, las instalaciones, los recursos y los materiales necesarios. En este sentido, podemos encontrar grandes organizaciones distribuidas en diferentes áreas geográficas.

Así, situaciones como la distancia entre objetos y la diferencia de tiempo entre equipos de trabajo podrían afectar la consecución de resultados. En estos casos, es fundamental establecer estrategias adecuadas para que el proyecto se desarrolle de manera efectiva.

4. Estándares de la industria

En cuarto lugar, también se tienen en cuenta los estándares estatales de la industria en la que compite la organización. Estas normas limitan y enmarcan las acciones de las empresas. El gobierno determina las normas y reglamentos sobre diversas cuestiones. Estos pueden ser temas relacionados con el control de la seguridad, la gestión de riesgos, la gestión de la calidad, la gestión de la información; entre los más importantes.

5. Normas y procedimientos internos

Finalmente, toda empresa cuenta con un conjunto de normas, prácticas y procedimientos internos que rigen la forma en que se realizan las tareas y actividades dentro de su estructura. Estas normas y procedimientos se convierten en lineamientos para todas las acciones desarrolladas.

Por ello, describen con gran detalle cómo se van a llevar a cabo y cómo se van a llevar a cabo. Estas pueden ser organizaciones que están certificadas ISO y así cumplir con su misión.

factores internos
organizaciones

recursos humanos

Por otro lado, los recursos humanos son todos los empleados de una empresa que tienen diferentes valores, habilidades y culturas. Estas diferencias deben saber relacionarse con la formación de grupos de trabajo que funcionen sin problemas. Entre estos factores encontramos:

1. Recursos humanos

En efecto, todos los recursos humanos que posee una organización tienen un conjunto de habilidades y conocimientos. Esto puede marcar la diferencia entre la forma en que opera una empresa y otra. Así, la formación, experiencia y ubicación de las personas determinan la posibilidad de desarrollar proyectos exitosos.

2. Gestión de personal

De manera similar, la forma en que se administra a las personas de una organización a través de incentivos y programas de incentivos puede conducir a un mejor desempeño. Por lo tanto, cuando los empleados están más motivados, pueden producir mejores resultados. Para mantener a los empleados motivados, es necesario mantener un ambiente de trabajo adecuado.

3. Liderazgo y autoridad

Naturalmente, un buen liderazgo es un factor clave en la gestión e implementación de proyectos exitosos. También es importante la estructura jerárquica de la empresa y la adecuada gestión de las relaciones de poder. Solo cuando está claramente definido (jerarquía) se pueden obtener buenos resultados.

De hecho, el tipo de liderazgo y el equilibrio de poder determinan las condiciones, la política interna y el sistema de gestión de la organización. Por lo tanto, si no se implementan correctamente (liderazgo), pueden confundir y llevar al fracaso del proyecto.

4. Tolerancia al riesgo

Ahora bien, este aspecto representa el nivel máximo de riesgo que puede asumir la estructura organizacional para lograr resultados. La tolerancia al riesgo también permite que una organización asuma ciertos riesgos en la gestión de sus proyectos.

5. Grupos de interés

Las partes interesadas también son factores que influyen en el resultado del proyecto, ya que pueden ayudar o dificultar el logro de los objetivos y del proyecto en su conjunto. En este caso, estamos hablando de inversores, clientes y proveedores.

sistemas tecnológicos

Estos son factores que dependen de la tecnología utilizada en el proceso de trabajo, entre ellos se encuentran:

1. Entorno operativo

En primer lugar, la infraestructura del sistema de tecnología puede mejorar el entorno operativo de una organización y agilizar los flujos de trabajo. Esto se debe a que enviar y autorizar tareas es más rápido.

2. Canales de comunicación

La comunicación formal o informal debe ser lo más flexible y eficiente posible para que el proyecto se lleve a cabo correctamente. Un sistema tecnológico puede hacer más eficiente el proceso de comunicación.

3. Base de datos

Finalmente, es importante contar con bases de datos que contengan información importante para el éxito del proyecto. Información sobre costos, procesos, tiempos y estudios de riesgo.

En conclusión, se puede argumentar que los factores internos de la empresa forman parte de la estructura de cada organización. Estos factores limitan o facilitan el desarrollo e implementación de proyectos.

Por ello, en la gestión de proyectos conviene tenerlos en cuenta, porque es difícil controlarlos. Los gestores de proyectos deben aprender a convivir con ellos y convertirlos en facilitadores a la hora de lanzar proyectos.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *