Agricultura del neolítico | Diccionario Economico

Definición de Agricultura del neolítico | Diccionario Economico

La agricultura del neolítico se refiere al inicio de la actividad agrícola en la época prehistórica, marcando una importante revolución económica que permitió la sedentarización y el desarrollo de sociedades más complejas.

En el estudio de la historia y los cambios sociales, se establece que la agricultura neolítica fue un logro importante para la creación de civilizaciones posteriores. Y es que con la agricultura neolítica, la sociedad deja atrás la sociedad de la recolección y la caza, dando paso al nacimiento de la citada sociedad agrícola.

Entre aproximadamente 13.000 y 8.000 a.C. en esta etapa se produjo la adaptación climática con la llegada de temperaturas más altas, lo que contribuyó al crecimiento de nuevas especies vegetales.

Los asentamientos humanos desarrollaron prácticas agrícolas que permitieron el acceso a la alimentación a partir de estos recursos.

Así, se motivó el crecimiento exponencial de las actividades agrícolas y por ende la evolución económica y social de la especie.

Por otro lado, otra actividad importante, como la ganadería, se posicionó junto a la agricultura como una de las principales actividades humanas.

Principales características de la agricultura neolítica

Los detalles más característicos que representa este período histórico son la aparición de importantes innovaciones en los métodos de siembra y cosecha o un marcado incremento en el nivel de producción.

Entre ellas destacan técnicas como la de moler y afilar la piedra, como herramientas para el cultivo de la tierra o la creación de pequeños molinos para exprimir el grano.

Estos cambios influyeron en los cambios socioculturales por los que atravesaba la gente en ese momento. Al observar su entorno, el hombre pudo adaptarse a él y aprendió a utilizarlo en busca de recursos alimentarios.

Del paradigma cazador-recolector se pasó a una nueva sociedad de ganaderos-agricultores, quienes controlaban su alimentación a través de la producción agrícola y el pastoreo inicial.

En otras palabras, la sociedad neolítica, dispersa por todo el planeta, aprendió procesos productivos como la agricultura, el riego y la recolección de frutos. En este sentido, se volvió más dependiente de sí misma y menos del medio ambiente. Por eso se abandonó el sistema nómada.

Gracias a los excedentes alimentarios que recibieron, su calidad de vida mejoró y tuvieron la oportunidad de dedicarse a otros ámbitos como la cultura, la religión o el desarrollo tecnológico de la mano de la cerámica. Esto se conoce como la «división del trabajo».

Avances fundamentales en la agricultura neolítica

En el estudio de la historia humana, el periodo Neolítico fue la primera gran revolución de forma productiva.

En esta etapa histórica se recogen algunos hechos que son de gran importancia para el desarrollo del hombre y su utilización del medio natural como modelo de supervivencia:

  • El predominio de cultivos como los cereales, el maíz o los cereales. Estos alimentos eran fáciles de cultivar en una variedad de tipos de suelo y eran resistentes y duraderos. Además, fue posible su transformación y fácil transporte.
  • El aumento de la productividad asociado con el progreso tecnológico condujo a la creación de asentamientos más grandes. Así nacieron ciudades con explotación agrícola.
  • De nómadas a asentados. Teniendo en cuenta el punto anterior, el control de la producción agrícola y ganadera ha ayudado al individuo a establecer residencias permanentes, prescindiendo en gran medida del nomadismo.
  • Desde el punto de vista de la organización social, el crecimiento de la actividad recolectora contribuyó a la formación de jerarquías sociales. En otras palabras, sociedades de clases.
  • Cambio de paradigma histórico. Desde el Neolítico, el hombre se ha convertido en productor y recolector.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *