Fondo de emergencia | Diccionario Economico

Definición de Fondo de emergencia | Diccionario Economico

Un fondo de emergencia es un recurso financiero destinado a hacer frente a situaciones imprevistas o urgentes que requieran de un desembolso económico, como enfermedades, pérdida de empleo o reparaciones inesperadas.

Así, es un colchón que nos permitirá hacer frente a esos gastos que surgen sin avisar. Por supuesto, cuando se necesitan y por grandes cantidades. Veremos información básica sobre los fondos de emergencia, pero si quieres saber más, puedes hacerlo en nuestro taller.

Pongamos un ejemplo, podríamos poner el 10% de nuestro salario en una cuenta distinta a la que lo recibe. Así, si dejamos de recibir ingresos durante un tiempo, podemos utilizarlos. Así logramos ahorrar para casos imprevistos.

Fondo de emergencia de finanzas personales

Podemos decir que el fondo de reserva es uno de los principales elementos de las finanzas personales de cualquier persona. Esto le ayudará a mantener sus finanzas estables a pesar de los contratiempos.

Además de esto, un buen manejo de tus finanzas personales te permitirá destinar menos dinero al fondo de reserva y por lo tanto tener más capital para otros fines.

A pesar de que tu situación económica sea buena, siempre puede surgir algún imprevisto que te suponga grandes gastos. En estos casos, es fundamental contar con un buen colchón que mantenga tus finanzas personales sanas y salvas.

¿Qué es un fondo de reserva?

Un fondo de emergencia es una suma de dinero que mantendremos permanentemente. Su cometido es precisamente hacer frente a las emergencias que puedan surgir.

Así, podemos disponer de una cierta cantidad de dinero para solucionar los problemas cuando se presenten. Al crearlo, es importante calcular cuál debe ser su tamaño. Dependiendo de las circunstancias personales de cada persona, este fondo debe ser mayor o menor.

Características del fondo de emergencia

Hay muchas razones para crear un fondo de emergencia. Nos centraremos en los más relevantes, que, a su vez, están asociados a sus beneficios.

  • Promueve una cultura de ahorro: Desde el principio, el dinero tiene dos funciones principales. Uno de ellos es permitir la compra o venta (intercambio) de bienes y servicios. El otro es el almacenamiento (ahorro), y aquí es donde formamos fondos de contingencia.
  • Hagamos un plan de ahorroR: Esto está relacionado con el anterior, ya que podemos establecer objetivos de ahorro de contingencia específicos y hacerlo de manera ordenada. Así que seamos metódicos.
  • ofrece tranquilidad: Cualquier problema surge y sabemos que por lo menos podemos enfrentarlo con más éxito porque tenemos fondos de emergencia.
  • Liquidez: Es importante que tenga liquidez total, es decir, que podamos utilizarlo al instante. Además, deberemos resetear su cantidad de nuevo cuando la usemos.
  • Proteccion: Por último, podemos mencionar la protección que ofrece ante una mala situación personal o empresarial, no percibida como una locura, pero con la que no contábamos.

Dónde guardar el fondo de reserva

Como hemos visto en sus características, la liquidez es fundamental. Es decir, necesitamos poder gestionar nuestros ahorros para imprevistos de forma inmediata. Por lo tanto, debemos elegir un lugar donde lo pondremos bien.

Hay dos opciones muy interesantes que ofrecen los mercados bancarios: una cuenta reembolsable o un depósito a plazo. Los primeros suelen tener liquidez inmediata mientras que los segundos no, pero algunos de ellos no tienen penalización por retirar dinero antes de la fecha de vencimiento.

Por otro lado, las letras del Tesoro pueden ser interesantes en el mercado de valores ya que ofrecen rendimiento. Las notas se pueden vender en mercados secundarios, pero debe tener en cuenta que puede incurrir en pérdidas. Por lo tanto, esta es una opción que necesita ser explorada en detalle.

¿Cuánto dinero debe haber en el fondo de reserva?

Uno de los problemas que surgen al crear este fondo es el cálculo de la cantidad de ahorro. Hay que decir que esto es muy subjetivo ya que dependerá de qué tipo de urgencias pretendamos cubrir y de nuestros ingresos.

El rango generalmente recomendado es del 10% al 20% de nuestro salario, negocio o cualquier otro tipo de ingreso. Con estas cantidades, podemos tener algunos ahorros en contingencias.

Por otro lado, el monto total recomendado es entre 3 y 6 salarios mensuales o ingresos (totales). También se puede calcular en base a los gastos que tienes todos los meses de manera regular. En este último caso, se debe elaborar un presupuesto detallado, incluyendo cada uno de ellos.

Diferencias con el fondo de reserva

Existe una figura similar, que es el fondo de reserva. Ambos pueden parecer lo mismo, pero hay diferencias que debemos tener en cuenta. En primer lugar, se refiere a la cantidad monetaria final esperada.

Los imprevistos son cosas que pueden suceder y que implican poco costo. Por ejemplo, una factura de un veterinario. Sin embargo, la atención de emergencia se refiere a gastos más grandes, como un colchón si pierde su trabajo.

El proceso de creación de un fondo de reserva.

Veamos qué pasos debes seguir para crear un fondo de emergencia:

  1. Primero, el presupuesto. Aquí hay una regla tácita que puede servir como guía al principio. Consiste en apartar de tres a seis veces más de lo que recibimos cada mes en un período de tiempo determinado.
  2. En segundo lugar, el plan financiero. Eso sí, tengamos en cuenta que el fondo debe tener plena liquidez, por lo que si buscamos una rentabilidad, debemos tener en cuenta que será baja. Así, no podremos beneficiarnos mucho de la magia del interés compuesto para tener una cantidad mucho mayor de lo que ahorramos.
  3. En tercer lugar, enlazando con el anterior, necesitamos investigar un poco sobre nuestro plan de ahorro. Es necesario saber cuánto dinero tenemos que transferir al fondo y cuánto tardaremos en recibir la cantidad deseada. Recuerda que definitivamente no habrá interés si no invertimos en productos de ahorro.
  4. Finalmente, abrimos una cuenta bancaria para un fondo de emergencia. Incluso si tenemos la capacidad de tener cuentas sin comisiones, podemos abrir una para emergencias y otra para gastos inesperados.

Para profundizar en este tema, te recomiendo que leas esta guía que hemos preparado: ¿Cuál es el monto óptimo que debe tener mi fondo de reserva?

¿Cuándo utilizar el fondo de reserva?

Antes de saber cuándo usar nuestros ahorros de emergencia, debe saber qué son los fondos de reserva. Ambos pueden parecer lo mismo, pero hay diferencias que debemos tener en cuenta.

En primer lugar, se refiere a la cantidad monetaria final esperada. Los imprevistos son cosas que pueden suceder y que implican poco costo. Por ejemplo, compre una lavadora.

Sin embargo, los fondos de emergencia se encuentran entre los gastos más grandes. Por ejemplo, pasa unos meses normalmente si pierdes tu trabajo. Es decir, deberíamos usarlo solo para gastos que tengan un monto determinado.

En este sentido, el fondo de reserva debe utilizarse en circunstancias excepcionales. Otro ejemplo sería cambiar de coche porque tienes que ir al trabajo.

Educación financiera y fondo de reserva

Para crear correctamente este fondo y con la seguridad de que nos será de utilidad, es conveniente contar con ciertos conceptos relacionados con la educación financiera.

Por ello, te recomendamos conocer algunos conceptos básicos como plazo fijo, letra del Tesoro o letra a pagar. Esto te ayudará a sacar más partido a tus ahorros y además a tener tu dinero disponible en todo momento.

Ejemplo de fondo de reserva

Veamos, para terminar, un ejemplo de este tipo de sistema de ahorro. Es simple, pero a efectos prácticos creemos que es suficiente. Imaginemos que queremos crear un colchón financiero para un futuro incierto en tres años, veamos cómo.

De izquierda a derecha se muestra el salario mensual (en unidades monetarias), el importe total, si optamos por el fondo de reserva, es tres veces este salario, o seis veces. Luego el tiempo en meses y los pagos mensuales de cada opción (50 o 100) como total dividido por el tiempo en días.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *