Estacionalidad – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

Definición de Estacionalidad – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

El término estacionalidad se refiere al fenómeno que se presenta en una determinada actividad económica, en la que se producen variaciones predecibles y recurrentes en la demanda, oferta, precios o producción durante ciertos periodos del año. Esto puede deberse a factores climáticos, festividades o eventos específicos que influyen en el comportamiento de los consumidores y las empresas. La estacionalidad es importante de evaluar y tener en cuenta en la planificación y gestión de las actividades económicas.

El hecho de que se produzcan los cambios regulares antes mencionados hace que muchos aspectos de los acontecimientos actuales sean de esperar. Es decir, los patrones de comportamiento suelen estar formados en series históricas, que se pueden clasificar por periodos de tiempo y que muestran la evolución de algunos aspectos económicos, como la demanda de bienes o servicios, datos de oferta, consumo, empleo, precios, etc. . entre otros.

Habitualmente, la estacionalidad se determina en periodos anuales, aunque es posible expresar sus fluctuaciones en periodos mensuales o trimestrales, aunque con menor frecuencia.

Los diferentes periodos en los que se presenta esta variabilidad se pueden pensar como las estaciones, de ahí el nombre que se le da a este fenómeno o comportamiento.

Ejemplo de estacionalidad

Un claro ejemplo de ello lo podemos encontrar en el análisis de los datos de paro en un país o zona con playas, donde el paro desciende claramente durante los periodos estivales. Por lo tanto, el ajuste estacional le permite ver el cambio en los datos reales de empleo sin tener en cuenta este importante efecto.

Otro ejemplo relacionado con el consumo sería el mercado de ropa exterior. En este sector, la demanda aumenta durante los períodos de temperaturas más frías, al igual que el consumo de calor. Sin embargo, la demanda de estos bienes y servicios disminuye durante los meses de primavera y verano de cada año.

La importancia de medir la estacionalidad

Estos ejemplos ponen de manifiesto la importancia de este patrón estadístico a la hora de mejorar las previsiones de los productores de bienes y servicios. Pueden adaptar en gran medida sus necesidades de mano de obra y materia prima a la oferta que están a punto de lanzar en cada momento del calendario. Esto se debe a que conocen el comportamiento que suele estar en demanda.

A menudo esta característica condiciona las variables a las que se aplica, distorsionando a menudo sus valores. Para ello, los estudios estadísticos intentan desestacionalizar estas series temporales. Esto da como resultado lecturas realistas que se ven menos afectadas por el tiempo.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *