Enfermedad holandesa | Diccionario Economico

Definición de Enfermedad holandesa | Diccionario Economico

La enfermedad holandesa es un fenómeno económico en el que la abundancia de recursos naturales en un país causa una disminución de la competitividad en otros sectores, debido a la sobrevaloración de la moneda y la dependencia excesiva de la exportación de productos primarios. Esto puede tener efectos negativos en el crecimiento económico y el desarrollo de la industria y el sector de servicios.

La enfermedad holandesa a menudo se asocia con el descubrimiento de nuevas fuentes de recursos naturales.

Sin embargo, esto puede ocurrir con el desarrollo de cualquier actividad que genere un incremento significativo en el ingreso de divisas. Por ejemplo, el aumento de los precios de los bienes o la afluencia de inversión extranjera.

Origen de la enfermedad holandesa

En la década de 1960, los Países Bajos descubrieron grandes reservas de gas natural en el Mar del Norte. En consecuencia, hubo un aumento significativo en su riqueza y por lo tanto más ingreso de divisas por la explotación del gas.

Contrariamente a lo que pudiera pensarse sobre los efectos del aumento de la riqueza, algunos de los efectos no fueron positivos para el país. Con fuerte repercusión en importantes segmentos económicos. La enfermedad holandesa refleja esta paradoja de ingresos.

Características de la enfermedad holandesa

Algunos de los efectos sugeridos por este fenómeno son los siguientes:

  • Tasa: El efecto principal es que la moneda local se vuelve más cara en relación con otras monedas. Es decir, la demanda de moneda local está aumentando. En consecuencia, el precio de las exportaciones que no están en auge aumenta.
  • Pérdida de competitividad: La industria local se está volviendo menos competitiva en comparación con el resto del mundo. Por el aumento en términos reales del costo de producción. Por ejemplo, el crecimiento de los salarios reales. Del mismo modo, puede provocar una desindustrialización indirecta a expensas de los sectores rezagados de la economía. Además, con la desindustrialización, el país se vuelve más vulnerable a las fluctuaciones de precios en un sector en auge.
  • Aumento de importaciones: Además, la industria local debe lidiar con importaciones más baratas que compiten con los productos nacionales. Es decir, mientras aumentan los costos de producción local, se mantienen los costos de producción externa. Por lo tanto, los residentes podían comprar los mismos bienes más baratos que los fabricados en el extranjero.
  • Desempleo: A la larga, este fenómeno puede conducir a mayores tasas de desempleo. Esto se debe a que la producción local se puede trasladar a otros países donde los costos de producción son más bajos.

¿Renta ordinaria o extraordinaria?

Un elemento importante a tener en cuenta para combatir estos efectos nocivos es si la nueva riqueza es temporal o permanente:

  • En el caso de las rentas temporales, las autoridades monetarias pueden amortiguar el impacto ralentizando la apreciación de la moneda. Por lo tanto, podría vender la moneda local para mantener su valor. En la práctica, esta es la acumulación de reservas.
  • Por otro lado, si el ingreso es constante, se necesitan cambios económicos estructurales. Por ejemplo, mejorar el desempeño de los sectores rezagados para mantener o aumentar la diversificación.

Crítica del concepto

Como muchas cosas en la economía, este concepto no cuenta con la aprobación de todo el gremio. Algunos se preguntan si esto es realmente un problema y si el término «enfermedad» es apropiado. Esto es a pesar del hecho de que el ingreso es constante.

Estos detractores argumentan que estos cambios no son más que un ajuste de la economía a su nueva dinámica. Es decir, los cambios en los activos transables y no transables son un mecanismo de autocorrección.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *