El postkeynesianismo – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

Definición de El postkeynesianismo – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

El postkeynesianismo es una corriente económica que se basa en las ideas del economista John Maynard Keynes y busca comprender y analizar el funcionamiento de la economía a través de la demanda agregada y los mercados financieros, poniendo énfasis en la importancia de la intervención estatal para lograr el pleno empleo y la estabilidad económica.

El término «poskeynesianismo» apareció en la década de 1970. Originalmente sirvió para referirse a cualquier idea económica basada en la Teoría General del economista británico John Maynard Keynes.

Sus principales características son el rechazo a las ideas propugnadas por la escuela neoclásica y la apuesta por una política fiscal que promueva el empleo y la renta. Entre sus participantes existe una gran diversidad y heterogeneidad. Las tres corrientes principales son fundamentalistas keynesianas, calecianas e institucionalistas (economía institucional).

Trasfondo: Keynes

En el llamado “período de entreguerras”, tras los tumultuosos años veinte y en el contexto de una crisis económica excepcional, Keynes propuso una serie de medidas económicas encaminadas a paliar los efectos de la Gran Depresión. El keynesianismo buscó mitigar los desequilibrios causados ​​por los ciclos económicos en una economía capitalista.

Para ello, planteó la cuestión de la necesidad de la intervención estatal en la economía. Keynes trató de solucionar problemas graves: la crisis de la demanda y el paro. Entre ellas estaba, según Keynes, la relación causal, según la cual la primera era causa de la segunda. A partir de estas premisas, en las décadas siguientes, diversos economistas plantearon nuevas tareas, nuevas soluciones y distintos puntos de vista, alternativos a la economía neoclásica. El poskeynesianismo sería una de esas alternativas.

Desarrollo de teorías poskeynesianas

En la década de 1970, surgió y se hizo popular el término «poskeynesianismo». Hasta 1975, el término se refería a cualquier intento de desarrollar una teoría general por parte de un economista británico. Si bien existen diferencias entre las diversas ramas que provienen de un tronco común, existen algunos supuestos fundamentales en los que se basan sus postulados:

  • El sistema capitalista, naturalmente, no ofrece una tendencia hacia el pleno empleo. Esto requiere inversión pública.
  • El elemento fundamental del nivel de demanda agregada en una economía cerrada es la inversión en activos fijos.
  • Existe incertidumbre sobre eventos futuros que impulsa decisiones de inversión y dirección que, contra viento y marea, intentan anticiparse a los eventos.

Elementos básicos del poskeynesianismo

Junto a los supuestos que hemos indicado, existen una serie de elementos fundamentales en la economía poskeynesiana, que señalamos a continuación:

  • El primer elemento está relacionado con el principio de «demanda efectiva». Para los poskeynesianos, la demanda es lo que finalmente determina la situación económica a largo plazo. En otras palabras, la demanda es lo que finalmente determina la oferta ya que la producción tiende a ajustarse a la demanda.
  • El segundo elemento es el concepto de «tiempo histórico dinámico». Para los poskeynesianos, las decisiones tomadas en un momento determinado afectan las decisiones posteriores. Además, los equilibrios alcanzados por el sistema económico surgen precisamente como consecuencia del desarrollo de los procesos.
  • El tercer elemento es la «flexibilidad de precios». Los poskeynesianos señalan que las consecuencias de tal flexibilidad son negativas, ya que afectan los salarios reales, que pueden reducirse. Esto genera una pérdida en el poder adquisitivo de los trabajadores, lo que finalmente afecta la demanda y, en consecuencia, la economía en su conjunto.
  • El cuarto elemento es la «economía monetaria de la producción». Este término indica que el salario acordado se basa en el dinero y no en el rendimiento. Un rasgo característico de la economía familiar son los activos financieros. El uso del dinero, así como la disposición a renunciar a activos menos líquidos, puede provocar una crisis.

Además de estos elementos, cabe señalar que el poskeynesianismo entiende la diversidad de la realidad. Esto quiere decir que, frente a los enfoques neoclásicos, los uniformes permiten que existan teorías o enfoques que se complementen entre sí. Por lo tanto, con la ayuda de esta multiplicidad, uno puede acercarse más efectivamente a la realidad.

Poskeynesianos: un modelo alternativo frente a la crisis

En la década de 1970, las políticas keynesianas comenzaron a verse desacreditadas por la estanflación. El desempleo y la deflación coexistieron en las décadas de 1930 y 1940, por lo que el uso de políticas expansivas reavivó la economía. Sin embargo, en la década de 1970 surgió el fenómeno de la estanflación. Un escenario en el que las políticas keynesianas no solo resultaron ineficaces sino también contraproducentes.

El neoliberalismo respondió con el Consenso de Washington. Este modelo se basó en la desregulación de la economía, la minimización de la intervención del gobierno y la liberalización del comercio mundial. Con la crisis de la segunda década del siglo XXI, fue el neoliberalismo el que comenzó a ser criticado y señalado como el causante de la crisis.

Las propuestas poskeynesianas se basan en la intervención del gobierno en la economía, la introducción de mínimos, un sistema fiscal y tributario progresivo, y la abolición de la privatización de ciertos sectores económicos y sociales. Objetivo: aumentar la demanda para mantener la economía en buen estado. Sin embargo, sus detractores creen que estas medidas, por el contrario, solo servirían para interferir en el mercado, alterando su normal funcionamiento, lo que tendría graves consecuencias.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *