Dialéctica | Diccionario Economico

Definición de Dialéctica | Diccionario Economico

La dialéctica es un método filosófico que se basa en la confrontación de ideas opuestas para llegar a una síntesis que permita un mayor entendimiento de la realidad.

Etimológicamente, la palabra proviene del griego dialectikos y se traduce como conversación. Techne suele entenderse como técnica o arte. Por lo tanto, significaría literalmente el arte de la conversación.

Pero no debe confundirse con la retórica, cuyo significado era utilizar todas las técnicas de comunicación a favor de la persuasión. El significado de dialéctica más bien se refiere a la exposición y lucha de los argumentos presentados en una conversación o discusión. Por eso, cuando coloquialmente escuchamos «batalla dialéctica» nos referimos a la «lucha» que resulta de la argumentación y contraargumentación en un debate o discusión entre dos o más personas. Por ejemplo, en los debates televisivos.

Dialéctica en la filosofía

Ahora bien, otra designación correspondiente de la dialéctica, pero que debe su significado a la anterior, es la que se usa en filosofía. Desde Heráclito hasta Marx, pasando por Platón, Hegel y otros autores, utilizaron la dialéctica de una forma u otra. Platón lo utilizó como método para alcanzar el verdadero conocimiento, y Karl Marx lo utilizó para explicar la evolución histórica del hombre. Como definición general, la dialéctica parte del hecho de que las contradicciones y confrontaciones no bloquean, sino que activan. Por ello, convenía exponer primero el origen de la palabra y su uso en la retórica, para entender que su esencia es una contradicción como recurso.

Platón

Platón argumentó que la escritura no es el medio más adecuado para fomentar el conocimiento. Se constató que los textos escritos no eran más que meros recordatorios y que se debían a las vivencias del autor, que otorgaban las mismas características al destinatario. Por otro lado, la transmisión oral de la sabiduría representaba el verdadero camino hacia el verdadero conocimiento. Porque Platón estableció que proviene del interior de una persona, de su alma. La carta no tenía esta capacidad y, además, se olvida como resultado.

Por eso las obras de Platón se presentan en forma de diálogos, porque a través de la dialéctica y el planteamiento de preguntas se logra el verdadero conocimiento. Saliendo así del mundo sensorial y adentrándonos en el mundo de las ideas. Además, había que marcar bien cada una de las etapas del filósofo, lo que permitía distinguir entre las diversas etapas por las que pasa su dialéctica.

dialéctica hegeliana

Hegel también establece la dialéctica como método de análisis de la realidad. La dialéctica hegeliana pasa por la formulación de tres fases.

  • TesisR: Se basa en el desarrollo de una idea en un área determinada.
  • Antítesis: Esto es una negación de la tesis. Porque cuando se desarrolla, siempre surgirá una tesis en su contra, negando la original.
  • Síntesis: La contradicción es superada por una nueva tesis fortalecida. Esta es más sólida, porque en su formulación tuvo en cuenta las contradicciones creadas por la antítesis. Esto no significa que puedan aparecer nuevas antítesis con el tiempo. Por lo tanto, es un proceso circular.

Por eso dicen que la dialéctica no bloquea, sino que dinamiza, generando nuevos conocimientos. Las contradicciones servirían para reforzar la tesis o crear una completamente nueva si la anterior fracasó por completo. Por lo tanto, la refutabilidad es una característica esencial del método científico.

Un ejemplo muy sencillo para entender la dinámica de la dialéctica hegeliana:

  • Tesis: Todos los pájaros vuelan.
  • Antítesis: Hay pájaros que no pueden volar.
  • Síntesis: La mayoría de las aves pueden volar, pero hay excepciones como los pingüinos o las gallinas y otras especies que no pueden.

dialéctica marxista

Karl Marx convirtió la dialéctica en un método científico para explicar la evolución de la sociedad y su relación con la naturaleza. Este método fue llamado más tarde por Engels «materialismo histórico». Esta teoría de Marx defendía que el conflicto social es el elemento a través del cual se desarrolla la sociedad.

Hubo un primer momento en la sociedad primitiva en que el hombre no estaba alienado y era dueño de sí mismo y de su voluntad. Y el factor por el cual el hombre avanzó fue el trabajo. Mientras trabajaba, creó nuevas formas y condiciones de vida. El hombre, al ser un ser social, se agrupa en pequeñas sociedades y comienza a surgir una división social del trabajo. La forma de existencia se convierte en trueque. Así, hasta ahora, una persona vive en armonía y es dueña de su voluntad, ya que en la pequeña sociedad en que vive, todo es común y todos son parte de la producción.

Este escenario termina con la aparición de los mercados, las personas comienzan a acumular bienes y los venden a precios artificiales, violando la armonía de la sociedad primitiva. A partir de aquí, la historia pasa por numerosos cambios de escenario en los que la tecnología de la sociedad se vuelve más avanzada, lo que también conduce a una mayor alienación de los hombres. Esto ha alcanzado su máxima expresión en el capitalismo moderno, y es el comunismo, es decir, el último escenario, el que romperá con este hombre dinámico y libre de la esclavitud del mercantilismo.

El motor de esta evolución social es la lucha de clases, aquí el componente dialéctico. La historia de la humanidad es una lucha entre los dueños de los medios de producción y los trabajadores, cuya única fuerza es su trabajo. Así, esta contradicción no paraliza la historia, sino que, como diría Heráclito, la excita. La revolución, según Marx, debía acelerar este cambio irresistible.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *