Control externo | Diccionario Economico

Definición de Control externo | Diccionario Economico

El control externo es un conjunto de medidas y procedimientos que se realizan por parte de organismos externos a una entidad o empresa con el fin de supervisar y evaluar su gestión y cumplimiento de objetivos.

Es decir, el control externo consiste en el desarrollo de una etapa de control conocida como control. Esto lo realizan profesionales externos a la organización que representan el punto de vista de un tercero no afiliado a la organización.

En otras palabras, los profesionales de origen externo e independiente son quienes asumen la toma de decisiones y la supervisión de los procesos productivos propios de la fase (control) especificada de la gestión administrativa.

La decisión de externalizar o trasladar esta capacidad al extranjero suele venir de la propia empresa. A veces, se requieren especialistas financieros o controladores para resolver este problema.

Alternativamente, también existen organismos oficiales de supervisión o regulación en el sector público.

La relevancia del control externo

La necesidad de controles de tipo externo surge con frecuencia en las grandes empresas, especialmente.

A medida que las empresas crecen e implementan procesos a mayor escala, necesitan controlar mejor sus recursos y activos.

Una aplicación de este tipo de control por parte de terceros es la realización de auditorías de origen externo dentro del sector privado.

Otra forma habitual es externalizar los procesos de control de calidad, por ejemplo en empresas de la industria alimentaria.

Principales características de la gestión externa

El control como proceso de producción puede centrarse en aspectos como el control administrativo, el control estratégico, el control gerencial o el control operativo.

En vista de lo anterior, (control externo) es conceptualmente la alternativa opuesta al control interno. Este último se refiere a la práctica de la autorregulación en las empresas e instituciones.

En este sentido, independientemente del ámbito en el que se desarrolle, el control externo presenta una serie de características que conviene destacar:

  • Subcontratación: Realizado por profesionales ajenos a la organización.
  • Formación y especialización: La ejecución de los procesos de control externo requiere de especialistas especializados para cada tarea.
  • No es una excepción: Gestionar los controles externos no significa eliminar los procesos de control interno. En otras palabras, ambas modalidades pueden coexistir en la vida económica cotidiana.
  • Eficiencia: Recurrir a la gestión de procesos externos responde muchas veces a la necesidad de mejorar los índices de desempeño organizacional.
  • Cumplimiento normativo. Existen mecanismos de control externo para promover el cumplimiento de la normativa y la ley en materia económica. Por ejemplo, este es el caso de la Cámara de Cuentas.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *