Cláusula techo | Diccionario Economico

Definición de Cláusula techo | Diccionario Economico

La cláusula techo es un límite máximo establecido en los contratos de préstamos hipotecarios que determina la tasa de interés máxima que puede ser aplicada en el periodo de amortización.

En otras palabras, la cláusula techo es el techo del tipo de interés aplicable al préstamo hipotecario.

Llegados a este punto, debemos recordar que para calcular el tipo de interés hipotecario se suele utilizar un índice de referencia, que puede ser el Euribor o el Libor. Incluso si esta cifra supera el máximo establecido, el banco no podrá cobrar más del límite especificado (cláusula de máximo).

Ejemplo de cláusula de techo

Para entender mejor esto, pongamos un ejemplo: si el tope se establece en 10% y la tasa de interés sube a 15%, el banco cobrará una comisión hipotecaria de 10%. De esta forma, el comprador o acreedor hipotecario se garantiza que la cuota nunca se incrementará en un pequeño porcentaje, independientemente del mercado.

A diferencia de lo que ocurre con la cláusula suelo, este tipo de cláusula financiera utilizada por las entidades bancarias no ha generado tanta polémica por su pretensión de que es opaca y por tanto ofensiva.

En España, por ejemplo, una provisión de suelo se considera ilegal si no cumple con los estándares de transparencia. Es decir, cuando el consumidor no fue claramente explicado y consentido sin la información necesaria.

Esto significa que los jueces podrían considerar que la cláusula de límite máximo es ofensiva para los consumidores si no se explica de manera clara y transparente. Y ya hay bastantes ejemplos de ello en la práctica judicial.

Esta cláusula techo afecta a las hipotecas a tipo variable porque las hipotecas a tipo fijo tendrán un interés constante durante toda la vida del préstamo.

¿Por qué hay una cláusula techo?

Los prestamistas pueden prever esta cláusula por varias razones:

  • Si bien puede parecer que este tipo de cláusulas favorecen al consumidor, cabe señalar que si un préstamo hipotecario impone una cláusula máxima, es más probable que esto obligue al consumidor a aceptar la cláusula mínima. Esto significa que el banco, utilizando esta cláusula, establece el umbral mínimo que le es beneficioso, protegiendo sus propios intereses. Así, las entidades de crédito se protegen de una posible caída de la parte variable del préstamo emitido. La cláusula de monto mínimo está diseñada para evitar que los deudores paguen tasas de interés hipotecarias muy bajas. Incluso puede evitar que paguen intereses sobre él.
  • Tiene un propósito de marketing hacia el consumidor. Conociendo este tipo de cláusulas, el consumidor podía apreciar que el banco acomodaba los intereses de su préstamo, impidiéndole pagar una cantidad desorbitada. Pero la realidad es que el banco pone el techo tan alto que nunca podrá ser superado.
  • Otra de las razones que utiliza el banco es establecer este tipo de cláusula solo cuando se realiza la ejecución hipotecaria, y no durante la vida del préstamo. En otras palabras, esta cláusula sólo tendrá efectos cuando la garantía hipotecaria sea exigible.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *