Arrendamiento con opción de compra | Diccionario Economico

Definición de Arrendamiento con opción de compra | Diccionario Economico

Arrendamiento con opción de compra es un contrato en el que una persona o empresa arrienda un bien con la posibilidad de comprarlo al final del contrato, descontando del precio total las rentas pagadas durante el arrendamiento.

Es decir, este tipo de arrendamiento es un contrato cuya peculiaridad es que el bien puede adquirirse al vencimiento. Así, ambas partes fijan una tarifa para una posible transacción futura.

Cabe señalar que este tipo de contrato es más propio del mercado inmobiliario. Así, el arrendatario dispone de un período de tiempo durante el cual arrienda, por ejemplo cinco años, antes de realizar la venta.

Otro dato importante es que el arrendador suele cobrar una comisión inicial por la concesión de la opción de compra. En muchos casos, esta cantidad se descuenta (del precio del activo) si la transacción se lleva a cabo. De lo contrario, no hay devolución.

Ventajas y desventajas del arrendamiento con opción a compra

Las ventajas del leasing con opción a compra incluyen:

  • Para el inquilino, la ventaja es que el alquiler que paga es, por así decirlo, una inversión para la futura compra de bienes inmuebles.
  • Si decides comprar una casa, el inquilino ya sabrá cuáles son las características del bien, por lo que compra lo que sabe.
  • El arrendatario también se beneficiará si negocia un precio inferior al precio de mercado en el momento de formalizar la compra.
  • Para el arrendador, este tipo de contrato es una alternativa si no encuentra comprador para el inmueble y no existe urgencia para vender el inmueble. Es decir, se percibe el beneficio económico sin renunciar a una futura venta.
  • El propietario recibe como anticipo por la venta del inmueble.

Sin embargo, también hay desventajas:

  • Para el propietario, el punto en contra de este tipo de contrato es que no se garantiza la compra. Es decir, si se pretende vender el inmueble, es posible que esto no suceda si finalmente el inquilino decide no comprar el inmueble.
  • El propietario se verá perjudicado si el aumento de los precios de los inmuebles es mayor de lo esperado, ya que no podrá aprovechar este aumento.
  • Para el inquilino, la desventaja es que si no se hace la compra, la inversión con los pagos del arrendamiento (incluido el pago inicial) se perderá de alguna manera.
  • El inquilino puede estar obligado a pagar impuestos al alquilar y al realizar una compra (todo depende del marco legal del país).

Diferencia entre leasing y leasing con opción a compra

Una de las principales diferencias entre el leasing y el leasing con derecho a compra es que el primero existe tanto para bienes muebles como para inmuebles.

Del mismo modo, a la hora de arrendar, debemos tener en cuenta que interviene un tercero (además del propietario y potencial comprador), al que podemos denominar financiador. Esta suele ser una empresa de leasing o empresa de arrendamiento financiero que adquiere bienes a pedido de la persona que quiere tomarlos prestados y se los arrienda a cambio de un pago periódico.

En cambio, en un contrato de arrendamiento con opción a compra sólo participan el arrendador y el arrendatario.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *