Programa Bracero | Diccionario Economico

Definición de Programa Bracero | Diccionario Economico

El Programa Bracero fue un acuerdo entre México y Estados Unidos que permitió la contratación temporal de trabajadores mexicanos en el sector agrícola de Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XX.

Dado que Estados Unidos estaba metido de lleno en la Segunda Guerra Mundial, la mano de obra en el sector agrícola era escasa, por lo que se tuvo que recurrir a la ayuda de trabajadores extranjeros. Y el hecho es que la mano de obra estadounidense ha disminuido porque millones de hombres se han visto obligados a luchar en Europa y el Pacífico.

Los orígenes del programa Bracero se pueden encontrar en la ciudad californiana de Stockton ya en 1942. Aunque comenzó como el Programa de Trabajo Agrícola Mexicano, finalmente tomó el nombre de programa Bracero, ya que los jornaleros mexicanos eran conocidos como «pulseras».

Así, el convenio laboral entre Estados Unidos y México establecía que los jornaleros mexicanos debían recibir un salario mínimo de 30 centavos la hora, y estipulaba además condiciones dignas en materia de alimentación, vivienda, sanidad e higiene.

Características del programa Bracero

Aunque la contratación de trabajadores estaba hasta cierto punto regulada entre particulares, gracias al programa Bracero, los gobiernos de México y Estados Unidos tenían cierto control sobre la contratación. De esta forma, la inmigración ha pasado de ser un fenómeno habitual y muchas veces ilegal a una situación temporal regulada centrada en el mundo de la agricultura.

Estados Unidos generalmente ha tratado la inmigración de la misma manera que todos los países. Sin embargo, dada su estrecha relación con México, la demanda de trabajadores agrícolas lo obligó a desarrollar una especial relación bilateral con su vecino del sur. Todo esto permitiría que el programa Bracero continuara durante veintidós años. Sin embargo, cabe señalar que el programa de Bracero no estuvo exento de polémica, ya que no siempre se respetó la dignidad de los trabajadores mexicanos.

Además, Estados Unidos y México no siempre estuvieron de acuerdo, ya que el programa se canceló temporalmente en 1954. Finalmente, Estados Unidos se dio cuenta de que sin la cooperación de México era imposible manejar el programa de inmigración laboral, y México se dio cuenta de que era imposible evitar la emigración de sus ciudadanos.

Otro aspecto a destacar del programa Bracero es que estableció una inmigración regulada, la cual fue controlada en base a la necesidad de una fuerza laboral enfocada principalmente en trabajadores agrícolas.

Los acuerdos bilaterales alcanzados entre Estados Unidos y México permitirán que los jornaleros mexicanos tengan un salario mínimo digno y condiciones laborales igualmente dignas en materia de vivienda, alimentación, transporte, seguridad e higiene.

Como explicamos anteriormente, el programa Bracero y las relaciones entre México y Estados Unidos no siempre han sido fáciles. Así, ha habido casos de discriminación en estados como Texas, donde están acostumbrados a contratar inmigrantes irregulares como mano de obra. Sin embargo, la eficiencia y el buen funcionamiento de la burocracia del programa Bracero finalmente empujó a los empresarios tejanos a contratar inmigrantes a tiempo completo.

Cabe señalar que si bien el programa Bracero implicó un aumento del gasto público y un mayor uso de recursos, en términos de beneficios no se tradujo en mayores precios de los productos agrícolas.

Aspectos polémicos del programa Bracero

Aunque el programa Bracero marcó los límites de la inmigración regulada y el trabajo digno, la inmigración ilegal continuó. Y que el programa no satisfizo la demanda general de trabajadores.

Como parte de esta polémica provocada por la inmigración ilegal, en 1952 se prohibió transportar y dar asilo a quienes ingresaran ilegalmente a Estados Unidos. Sin embargo, más adelante se agregará una enmienda denominada “Ley de Texas”, que evitará que los empresarios sean sancionados por ello.

La llegada de numerosos trabajadores mexicanos no dejó indiferentes a los trabajadores estadounidenses. Así, los norteamericanos protestaron por la llegada de algunos trabajadores mexicanos que estaban dispuestos a trabajar por salarios mucho más bajos.

Otros problemas incluyeron disputas laborales sobre la negociación colectiva. La falta de consenso entre trabajadores y patrones hizo que México se negara a enviar trabajadores, mientras que Estados Unidos recurrió a contratar trabajadores sin depender de México o legalizar a los inmigrantes irregulares.

Los contratos de trabajo firmados bajo el programa Bracero colocan a los trabajadores mexicanos en una posición de debilidad en relación con el empleador. El trabajador estaba restringido a trabajar en un lugar específico, era de carácter temporal y tenía poco o ningún control por parte de las autoridades mexicanas y estadounidenses. De hecho, muchas veces los empresarios no cumplieron con lo acordado durante las negociaciones.

Un capítulo importante del programa de Braséro fue el despliegue de una gran burocracia. Seguir los cauces legales suponía mucho papeleo y gasto para los empresarios acostumbrados a que antaño los trabajadores llegaran directamente a sus instalaciones sin coste alguno. En cambio, en México, los trabajadores tuvieron que sufrir en carne propia la corrupción, ya que tuvieron que pagar sobornos a las autoridades o hacer favores.

Además de la burocracia, el reclutamiento de trabajadores mexicanos se realizaba en las zonas fronterizas, donde los trabajadores eran dejados esperando en condiciones muy duras (hambruna, debilidad física) y debían pasar por humillantes procesos de selección.

Otra medida que causó bastante revuelo fue que entre 1943 y 1949, el gobierno mexicano obligó a los trabajadores a depositar el 10% de sus ahorros en bancos estadounidenses, que luego serían transferidos al Banco Nacional de Crédito Agrícola de México. Desafortunadamente, los trabajadores mexicanos nunca recuperaron todos sus ahorros.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *