Libre competencia – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

Definición de Libre competencia – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

La libre competencia es un concepto que se refiere a la existencia de un mercado en el cual los participantes pueden establecer sus precios y condiciones de acuerdo a la oferta y demanda, sin restricciones ni interferencias del gobierno u otras entidades. Esto promueve la eficiencia económica y fomenta la innovación, permitiendo a los consumidores beneficiarse de una mayor variedad de productos y precios más competitivos.

Cuando existe libre competencia, las empresas o los individuos son libres de entrar o salir del mercado. También tienen total libertad para fijar el precio de sus productos para apelar a las preferencias de los consumidores. Estos últimos, por su parte, son libres de elegir qué productos quieren comprar ya qué proveedores quieren acudir.

Condiciones para la existencia de la libre competencia

Para que exista libre competencia en el mercado se necesita un marco legal adecuado y transparente que permita a los agentes económicos ejercer sus libertades respetando los derechos de los demás.

Dentro de este marco legal, el Estado debe tener derecho a:

  • Investigar y sancionar a todo agente económico que intente restringir injustificadamente la competencia. Por lo general, esto se hace mediante la creación de una Ley de Competencia y la creación de una autoridad de control, que es la Agencia de Competencia.
  • Revisar y modificar reglamentos o normas que puedan restringir la competencia.
  • Establecer mecanismos de protección al consumidor. Por regla general, esto se hace con la ayuda de la Ley de Derechos del Consumidor y un organismo de inspección especializado.

Ventajas y desventajas de la libre competencia

La libre competencia es buena para la economía porque alienta a las empresas a ser más eficientes, innovar y mejorar continuamente la calidad de sus productos para atraer las preferencias de los consumidores. Solo las empresas más competitivas podrán sobrevivir en el mercado y obtener ganancias.

La competencia beneficia directamente a los consumidores, que terminan pagando precios más bajos y pueden elegir más y mejores productos que en un escenario de monopolio o de baja competencia.

Cuanto más libre sea la competencia, más se acercará el mercado a la llamada competencia perfecta.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que las anomalías o fallas del mercado son posibles. Así, los recursos no siempre se distribuyen eficientemente en presencia de libre competencia.

Además, hay que tener en cuenta que hay ciertos sectores sensibles, como los esenciales. En estos casos, el precio no puede quedar en manos de la oferta y la demanda porque es una necesidad pública que todos los ciudadanos tengan acceso a este bien.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *