Ley de Pareto | Diccionario Economico

Definición de Ley de Pareto | Diccionario Economico

La Ley de Pareto, también conocida como la regla del 80-20, establece que aproximadamente el 20% de las causas producen el 80% de los efectos en cualquier fenómeno o situación.

Otra forma de entender la ley de Pareto es que el 20% de las causas provocan el 80% de las consecuencias. También se llama la regla 80/20.

Para entender mejor esto, podemos aplicar esta regla a las operaciones de una empresa donde el 80% de los ingresos pueden generarse a partir del 20% de los clientes.

Del mismo modo, se puede suponer que el 20% de los esfuerzos determinan el 80% de los resultados.

La utilidad de la ley de Pareto

El propósito de referirse a la ley de Pareto no es definir una ley vinculante, sino tratar de optimizar el desarrollo de ciertas actividades o procesos. Por ejemplo, esto le permite a la empresa determinar qué segmento de clientes está creando el mayor valor, que se supone que es el 20 %. Eso es una quinta parte de su cartera. Este grupo puede necesitar más atención por parte de la empresa a través de publicidad u ofertas.

De manera similar, una persona podría tratar de determinar qué 20% de las actividades que realiza le generan mayor bienestar. De esta manera puedes priorizar.

En definitiva, la ley de Pareto nos anima a centrarnos en lo realmente importante para conseguir un objetivo concreto.

Origen de la Ley de Pareto

La Ley de Pareto fue formulada por primera vez por el economista y sociólogo Vilfredo Pareto en su libro de 1896 Un curso de economía política.

Este principio fue el resultado de un análisis empírico de la sociedad en la que vivía Pareto. Así, notó que cerca del 80% de la tierra italiana era propiedad del 20% de la población, mientras que el 20% restante de hectáreas estaba en manos del 80% del resto de los ciudadanos.

La consecuencia de lo anterior, según Pareto, fue que una gran masa de la población poseía una pequeña parte de la riqueza del país, teniendo además poca influencia en la política.

Después de Pareto, fue Joseph Huran quien aplicó y popularizó este principio en otras áreas de la economía, especialmente en la gestión de la calidad. En esta pregunta se puede suponer, por ejemplo, que el 80% de los defectos se generan en el 20% de los procesos.

Khuran observó que el 20% de los esfuerzos que llamó «los pocos vitales» produjeron el 80% de los resultados. Sin embargo, advirtió que el 80% restante del esfuerzo, que calificó de «muchas baladíes», no debe ser ignorado por completo.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *