Latifundio | Diccionario Economico

Definición de Latifundio | Diccionario Economico

El latifundio se define como una forma de propiedad agraria caracterizada por la concentración de grandes extensiones de tierra en pocas manos, lo que conlleva una falta de acceso a la tierra para la gran mayoría de la población. Esta concentración de la propiedad agrícola puede estar basada en la propiedad privada, estatal o comunal.

En otras palabras, un latifundio es una gran parte de la tierra en la que se realizan actividades agrícolas. Por lo tanto, los criterios para una definición detallada de este concepto varían según el país y la cultura.

Etimológicamente, latifundio proviene de «latus», que significa gran extensión, y «fundus», que significa fundamento o raíz de algo. Este último término también da origen a la palabra fondos utilizada en el mundo financiero con conceptos como fondos de inversión.

A pesar de lo comentado en la definición, hay países que afirman que un latifundio es una extensión de 100 ha.

Características de los latifundios

Entre las características de los latifundios destacan:

  • No necesariamente pertenecen a la misma persona. Este puede ser un grupo de fincas, por ejemplo, unidas en una cooperativa o asociación de productores. Por eso, el latifundio es una finca, pero no siempre una propiedad agrícola.
  • Al dueño de un latifundio se le conoce como latifundista.
  • El término suele utilizarse con una carga negativa ya que se asocia con la explotación de los trabajadores campesinos por parte del terrateniente.
  • Lo contrario de un latifundio es un minifundio.
  • Usualmente, el latifundio incluye baja productividad y el uso de mano de obra no estándar, es decir, con bajos salarios y baja calidad de vida.
  • Como en el párrafo anterior, el latifundio está asociado al uso de equipos poco productivos. Es decir, se asocia a métodos rudimentarios de explotación y/o recolección.
  • El latifundio, aunque generalmente está más asociado con la propiedad de un agente privado de élite, también puede ser propiedad del estado.

Origen de la finca

El término latifundio tiene su origen en la época romana, cuando los ciudadanos se distinguían entre «proletarios», que significa «los que tienen hijos únicos» (pero no tierra), y los terratenientes.

Más tarde, en la Edad Media, cobraron relevancia los señores feudales, que eran aristócratas con poder militar. Brindaban protección a los campesinos que habitaban las parcelas de su propiedad. A cambio de este recibo, los trabajadores debían entregar parte de los alimentos producidos a los latifundistas.

Siglos después, los conquistadores europeos que llegaron al continente americano dividieron las tierras ocupadas. Así, se convirtieron en terratenientes.

Con el paso del tiempo, y aunque la actividad rural perdió relevancia con el inicio de la Primera Revolución Industrial, continuaron existiendo grandes extensiones de tierra explotadas por los terratenientes. Así, la desigualdad entre patrones y trabajadores persistió en estas unidades productivas.

Al respecto, a mediados del siglo XX estallaron las revoluciones campesinas en América Latina. Por ejemplo, en la década de 1970 se llevó a cabo la reforma agraria en Perú. Esto significó la expropiación de tierras por parte del estado para dárselas a los campesinos que las cultivaban.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *