Historia del turismo | Diccionario Economico

Definición de Historia del turismo | Diccionario Economico

La historia del turismo se refiere al estudio de cómo se ha desarrollado y evolucionado la industria del turismo a lo largo del tiempo. En ella se analizan las diferentes etapas, tendencias y factores que han influido en el crecimiento y transformación de este sector económico.

El advenimiento del ferrocarril, la máquina de vapor, el automóvil, así como la aviación, han hecho un gran aporte, que de una u otra forma ha fortalecido la historia del turismo y una longeva evolución histórica.

El término turismo, según la OMT (Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas), se refiere a las actividades que realizan las personas mientras viajan a su destino. Es decir, aquellas actividades que por motivos de negocio, ocio o cualquier otra actividad se realicen en un entorno distinto del lugar de origen.

Según el origen y el destino, el turismo se puede dividir en dos tipos. En primer lugar, el turismo internacional, es decir, aquel en el que el destino y el punto de partida no representan el mismo territorio. Por otro lado, el turismo interno. Este es un tipo de turismo en el que el punto de partida y el de destino son el mismo territorio, es decir, se encuentra dentro del territorio nacional de origen.

También existe una clasificación en función del período de tiempo por el que se prolonga la estancia. Es decir, dependiendo de la duración de la estancia, el turista se puede dividir en dos tipos. En primer lugar, los turistas. Es decir, las pernoctaciones en destino, prolongando su estancia más de un día natural fuera del lugar de residencia. Por otro lado, tenemos un turista. Este se caracteriza porque, como visitante extranjero o nacional, no pernocta en el destino, por lo que regresa a su lugar de origen sin pernoctar en su destino.

Evolución e historia del turismo

Como veremos a continuación, el turismo ha sufrido una gran evolución a lo largo de la historia. Desde las cruzadas templarias para conquistar Tierra Santa hasta la llegada de los aviones, el turismo ha experimentado muchos avances que, tras siglos de historia, lo han convertido en uno de los sectores económicos más importantes de la economía mundial.

Turismo en la antigüedad

El turismo tal como lo conocemos en el siglo XXI nació en el siglo XIX. La Revolución Industrial, en un contexto global, provocó un aumento exponencial de los viajes y movimientos entre territorios. Con una variedad de fines, como la guerra, la recreación, el comercio, la conquista, así como otro tipo de fines, el turismo no ha dejado de crecer, en función del desarrollo de todas las infraestructuras y transportes.

Sin embargo, aunque el turismo como tal considera sus orígenes en el siglo XIX, existe desde los inicios de la historia. Ya en la antigüedad, el Imperio Romano diseñaba y construía infraestructuras para facilitar el transporte entre los distintos territorios que poseía el imperio. Las calzadas romanas, de las que aún se conservan grandes restos, fueron consideradas las primeras calzadas de la historia por las que los romanos se desplazaban de un lugar a otro.

El turismo también se desarrolló en la Grecia clásica. Los viajes y el movimiento de personas entre las distintas ciudades que formaban parte del territorio griego, representaban una representación muy fidedigna de lo que hoy conocemos como turismo. Los Juegos Olímpicos, por ejemplo, celebrados en la ciudad de Olimpia, atrajeron a muchos ciudadanos de distintas partes del territorio griego. Esto provocó que miles de personas se trasladaran a la ciudad para asistir a los Juegos Olímpicos.

Todo ello, en un escenario en el que Roma expandió su territorio, al igual que Grecia, supone un impulso para el desarrollo de infraestructuras que permitan una mejor comunicación entre los territorios. La conexión que se estableció a través de las citadas vías romanas, así como toda la infraestructura marítima que los griegos impulsaron para favorecer el transporte y las migraciones entre diferentes territorios.

Turismo en la Edad Media

Con la caída del Imperio Romano y la descentralización de los feudos, el sistema feudal provocó la paralización del turismo. La Edad Media fue un período de grandes conflictos militares que dificultaron el desarrollo del turismo. Y es que las relaciones de vasallaje entre ciudadanos que no podían salir de las tierras del señor feudal, así como esa descentralización en pequeños feudos enfrentados, hicieron que las migraciones dejaran de producirse con la misma frecuencia que en la Antigüedad. Edad. .

Sin embargo, otros imperios como el Islam, que sí contaban con extensos territorios conquistados, sí se dedicaban al turismo entre sus territorios. La peregrinación islámica a La Meca, así como todos los movimientos transfronterizos que realizaban los ciudadanos del imperio islámico entre los territorios conquistados, constituían rutas turísticas que favorecían el transporte y circulación de personas.

Además, la difusión de la religión cristiana en las grandes ciudades contribuyó en parte al desarrollo del turismo religioso. En otras palabras, las continuas expediciones a Tierra Santa, así como las cruzadas para conquistar el territorio que la religión cristiana consideraba la cuna del cristianismo, dieron lugar a movimientos más frecuentes. Sin embargo, tanto en el islam como en el cristianismo, es más probable que estos movimientos fueran causados ​​por la religión misma que por los deseos o impulsos personales de los viajeros.

El turismo en la era moderna

En la época moderna, con el surgimiento de los estados y la transición a la desaparición del feudalismo, la historia del turismo vuelve a marcar hitos de gran importancia, ya que el sector ha experimentado un fuerte impulso. En primer lugar, por la aparición de posadas y hoteles, que dieron origen a lo que hoy conocemos como turistas. Estos lugares de hospedaje permitían a los viajeros descansar en lugares distintos a su lugar de origen, dando origen al término “turista” que conocíamos anteriormente.

En la época moderna, el turismo experimentó un gran auge, especialmente en el campo del turismo recreativo. Es decir, el turismo, el que se realiza con fines de entretenimiento, esparcimiento y esparcimiento. Una mayor estabilidad institucional previa al inicio del período de entreguerras en la época moderna brinda mayor seguridad a los ciudadanos para migrar entre territorios. Es aquí donde los británicos comienzan a promocionar destinos como el «Grand Tour». La ruta que tomaron los jóvenes aristócratas británicos por Europa con el objetivo de educarse y completar sus estudios en materias como arte, idiomas y comercio.

También aparecen los baños. Este tipo de lugares son muy populares entre los ciudadanos de la Nueva Era.

edad Moderna

En la era moderna, hay grandes hitos que marcan, por así decirlo, la historia del turismo. Es entonces cuando se produce el desarrollo definitivo, necesario para que el turismo pueda vivir a la velocidad que ha experimentado. La expansión del turismo con los avances tecnológicos e industriales experimentó un impulso que ya en ese momento convirtió al turismo en uno de los principales sectores de la economía mundial.

Y es que en la New Age, por ejemplo, hay crecimiento económico, así como un fuerte aumento de la renta en varios territorios europeos. La Revolución Industrial llegó a Gran Bretaña, y junto con la posterior industrialización de Bélgica y del resto de Europa, la consolidación de la burguesía hizo que este aumento de ingresos se convirtiera en grandes recursos para viajar y visitar otros lugares.

Asimismo, la consolidación de los territorios coloniales como potencias económicas del mundo, donde ya se ha establecido un negocio completamente directo entre los territorios, provoca la migración de miles de personas a los Estados Unidos. Una nueva tierra de oportunidades en la que incluso hubo que introducir tarjetas para gestionar los flujos migratorios, ya que eran grandes masas de personas. Esto, facilitado por el desarrollo del transporte, provocó un fuerte aumento de los flujos turísticos.

Como decíamos, fue en este punto cuando James Watt desarrolló la máquina de vapor. Esto hace que la industria ferroviaria, como el propio ferrocarril, se extienda por todo el planeta. Todos los países, tanto industrializados como no industrializados, han diseñado infraestructuras que facilitan la implantación del ferrocarril en los territorios que los conectan entre sí. Sin duda, este es uno de los grandes impulsos que ha experimentado el turismo y que, además, ha incrementado el crecimiento económico.

Así empezaron a proliferar las agencias de viajes, como el banco de Thomas Cook o American Express, que se ocupaban del transporte de mercancías. Las empresas ferroviarias y marítimas dan un poderoso impulso al desarrollo y profesionalización del sector turístico. Es en este momento cuando se produce la consolidación del sector turístico, de gran importancia para la economía. Un sector turístico que empieza a desarrollar subsectores paralelos.

Así es como el sector turístico comienza a desarrollarse. Posteriormente, la irrupción de nuevos vehículos, como el coche Henry Ford, así como aviones y grandes barcos de transporte, ya han contribuido a ese impulso definitivo, que ha propiciado el posicionamiento del sector turístico como uno de los más grandes de nuestro economía. Habiendo estado paralizado solo durante el período de entreguerras, el turismo comenzó a ganar impulso en la economía, experimentando un gran auge después de la Segunda Guerra Mundial. El impulso que llegó a ser visto como un «boom turístico».

La estabilidad, la cooperación internacional, así como la paz establecida entre todos los territorios, así como los acuerdos de Bretton Woods, dieron un poderoso impulso al sector turístico, que luego -ya en pleno siglo XXI- quedaría por detrás de la industria y con un peso en el mundo. producto interno bruto (PIB) más del 10%, en el segundo sector más grande de la economía mundial.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *