Fenómeno aleatorio – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

Definición de Fenómeno aleatorio – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

Un fenómeno aleatorio es un evento o suceso cuya ocurrencia no puede predecirse con certeza y se rige por leyes estadísticas.

Primero, un evento aleatorio es inherentemente impredecible. Por lo tanto, se le llama aleatorio (random). Por ejemplo, el clima. Bajo tales circunstancias, el clima puede ser cambiante.

Sin embargo, el hecho de que un fenómeno aleatorio esté por definición dominado por las leyes del azar no significa que no pueda ser estudiado. Además, la teoría de la probabilidad nace precisamente de la existencia de fenómenos aleatorios.

Se recomienda leer la definición de estadística.

La necesidad humana de saber qué va a pasar es evolutiva. Y, por supuesto, este estudio nos da una mejor comprensión del fenómeno. Por lo tanto, nos permite tomar mejores decisiones.

Si no tenemos paraguas y sabemos que mañana lloverá con un 80% de posibilidades, comprar un paraguas hoy es una buena decisión. Si al final no lo necesitamos, no pasa nada. Pero si lo necesitamos y no lo tenemos, podemos mojarnos excesivamente y enfermarnos.

probabilidad de frecuencia

Características de un fenómeno aleatorio

Para distinguir un fenómeno aleatorio de uno no aleatorio, nombraremos diferentes características. Los rasgos característicos de un fenómeno aleatorio son:

  • No se pueden predecir con precisión.
  • Cualquier cambio en las condiciones iniciales afecta el resultado final.
  • Pueden (o no) representar patrones repetitivos.
  • Eventos similares se repiten bajo condiciones similares.

El primer punto es importante en el sentido de que si se pueden predecir con precisión, ya no serán eventos aleatorios. Estos serán fenómenos deterministas. En segundo lugar, cualquier cambio en las condiciones iniciales afecta el resultado final. Pueden representar patrones repetitivos (y estamos interesados ​​en su estudio estadístico), pero también pueden ser completamente aleatorios. Y, aunque esto no es imprescindible, las condiciones iniciales de disparo se repiten con cierta frecuencia.

Relación entre un fenómeno aleatorio y un experimento aleatorio

Un fenómeno aleatorio es un evento o evento que se supone que debe investigarse. Por su parte, un experimento aleatorio es una prueba para el estudio de un fenómeno aleatorio.

En algunos casos, los experimentos aleatorios se refieren a eventos que podemos replicar en condiciones similares. Por ejemplo, un experimento lanza una moneda para ver si sale cara o cruz. Sin embargo, en otros casos, no podemos replicar este fenómeno de manera tangible. Por ejemplo, los precios de las acciones.

Los datos de cotización se generan por sí mismos. Ahora, con estos datos, podemos realizar pruebas o experimentos para identificar patrones de comportamiento.

Un ejemplo de un fenómeno aleatorio.

A continuación se muestran ejemplos de eventos aleatorios:

  • el crecimiento economico
  • resultados de las elecciones gubernamentales
  • La evolución del desempleo
  • Crisis económica
  • Clima
  • cotizaciones de bolsa
  • El resultado de un lanzamiento de moneda

Todos los fenómenos anteriores tienen una cosa en común: son aleatorios. Sin embargo, el hecho de que sean aleatorios no significa que algunos sean más aleatorios que otros.

Así, en un lanzamiento de moneda (si es perfecto), podemos decir que la probabilidad de que salga cara debe ser cercana a 0,5. De lo contrario, lanzamos la moneda 100 000 veces y calculamos. Sin embargo, ¿cómo determina la probabilidad de que el crecimiento económico de Colombia sea del 8,3%? Este último caso es, sin duda, mucho más difícil. Porque depende de muchas otras variables.

¿La economía es aleatoria o determinista?

La pregunta anterior distingue a unos pensadores de otros. La suposición de que un fenómeno particular, en nuestro caso la economía, es determinista o aleatorio nos aleja de nuestro pensamiento. ¿Es posible que la economía sea determinista? Por supuesto que es posible. También es posible que este fenómeno sea aleatorio y, por lo tanto, impredecible.

En este sentido, debemos señalar que existen varias posiciones al respecto. A grandes rasgos, podríamos resumir las cuatro posiciones principales de la siguiente manera:

  • La economía es aleatoria: Pensando que es aleatorio, lo trato como tal. Es decir, negamos la posibilidad de que pueda ser determinista.
  • La economía se determina: También podríamos pensar que la economía es determinista. Pensando que es determinista, deberíamos poder probar que lo es. De lo contrario, nos encontraríamos ante una afirmación increíble.
  • Supongo que es al azar: Creemos que posiblemente sea determinista, pero nos inclinamos más hacia la posibilidad de que sea aleatorio.
  • Duda determinista: Pensamos que es determinista, pero nuestra incapacidad para demostrarlo nos hace actuar como si fuera aleatorio.

Obviamente, hay un término medio entre estas cuatro posiciones. En economía pueden existir fenómenos que consideramos deterministas y otros que son aleatorios. Los pensamientos a este respecto están abiertos. Ahora, hasta ahora, incluso si la economía fuera determinista, nadie lo ha probado sin lugar a dudas.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *