Falso autónomo | Diccionario Economico

Definición de Falso autónomo | Diccionario Economico

El término «falso autónomo» se refiere a una situación laboral en la cual un trabajador es considerado como autónomo o independiente, pero en realidad se encuentra subordinado y dependiente de una empresa. Esto implica que el trabajador no posee libertad ni control sobre sus condiciones de trabajo, lo que le otorga menos derechos y protecciones laborales que un empleado contratado de forma tradicional. El concepto de falso autónomo se utiliza para identificar situaciones de precarización laboral y evasión de responsabilidades por parte de las empresas.

Por tanto, un falso autónomo es una persona que, estando dada de alta como tal en la Seguridad Social, realiza el trabajo por cuenta ajena.

En este sentido, el falso autónomo sigue las órdenes del jefe, tiene un horario fijo y presta servicios para organizar el negocio. Estas características muestran que el falso autónomo realiza su trabajo de forma dependiente y ajena.

Características de los falsos autónomos

Así, el falso autónomo pierde una serie de ventajas que tiene el trabajador por cuenta ajena.

En esta línea, no podrá ejercer los derechos que le otorga el convenio colectivo correspondiente, y tampoco podrá disfrutar de vacaciones pagadas y no tendrá derecho a recibir pagos extraordinarios. No olvidemos que si estás dado de alta como autónomo, tampoco tendrás acceso a la prestación por desempleo si pierdes el empleo.

Aspectos nocivos para los falsos autónomos

Las relaciones no están determinadas por un contrato de trabajo, sino que están reguladas por un contrato comercial. Todo esto conlleva la pérdida de una serie de derechos laborales, tales como: vacaciones pagadas, permiso de trabajo, paga adicional y prestaciones por desempleo.

Al tratarse de una relación regida por el derecho mercantil y civil, los falsos autónomos no percibirán salarios mensuales, sino que estarán obligados a emitir facturas.

A nivel fiscal, los falsos autónomos lo van a sufrir claramente. Esto se debe a que debes declarar el IVA cada trimestre, teniendo en cuenta las retenciones en el IRPF aplicables a los autónomos.

¿Cómo detectar a un freelancer falso?

Si bien la falsa figura del trabajo por cuenta propia es claramente ilegal, hay empresas que, en un afán por ahorrar en el gasto social, optan por esta fórmula.

Para saber si realmente hay un falso autónomo que está encubriendo un trabajo real para otra persona, hay que fijarse en tres aspectos: que sea un trabajo voluntario, que se haga de forma que no implique riesgo, y que exista una relación de dependencia o subordinación en relación con la empresa.

Así, los contratos mercantiles de los falsos autónomos podrán ser declarados nulos por la Inspección de Trabajo cuando concurran las siguientes circunstancias:

  • El empleado presta servicios dentro de la empresa, siguiendo las instrucciones del patrón, trabajando según horarios también fijados por la empresa, con fondos proporcionados por la empresa y pagados por ella.
  • Que el trabajador pague los impuestos y cotizaciones a la seguridad social que correspondan a un trabajador por cuenta propia.

Si estas circunstancias se acreditan judicialmente (previa solicitud a la inspección de trabajo), la empresa deberá legalizar la condición de pseudo autónomo. En consecuencia, la empresa pagará las cotizaciones sociales correspondientes y los salarios (según contrato) no percibidos. Si, por el contrario, finaliza la relación entre la empresa y el trabajador, la empresa deberá pagar una indemnización.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *