Estimación directa | Diccionario Economico

Definición de Estimación directa | Diccionario Economico

La estimación directa es un método utilizado en economía para calcular el valor de un producto, servicio o activo, basándose en una observación directa de los costos y recursos necesarios para su producción o adquisición. Este enfoque evita el uso de modelos o proyecciones estadísticas y se basa en datos concretos y verificables.

En otras palabras, el cálculo directo es una de las formas de calcular el IRPF. Es la deducción de los ingresos de una persona (física o jurídica) menos los gastos que fueron necesarios para obtenerlos.

En este sentido, cabe señalar que los ingresos son todos aquellos ingresos de dinero que recibe el contribuyente como consecuencia de la venta de un producto o la prestación de un servicio.

Asimismo, son gastos deducibles todos los gastos en que se ha debido incurrir para generar los citados ingresos.

Cabe señalar que este sistema puede ser utilizado por autónomos o empresas que cumplan los requisitos, que explicaremos más adelante.

Se recomienda la valoración directa, por ejemplo, a aquellos empresarios autónomos que no están seguros del flujo de beneficios que generarán. Entonces, en caso de que sufran pérdidas, no habrá base imponible para la recaudación del impuesto.

Por otro lado, bajo un método de valoración objetiva, el cliente debe pagar la misma cantidad de IRPF cada período (según las características de sus actividades). Esto es independientemente del beneficio recibido.

Aunque es cierto que en España se suele pagar menos con un método de evaluación objetivo o por módulos.

Tipos de estimaciones directas

Hay dos tipos de puntuaciones directas:

  • Puntuación directa normal: Pueden utilizar este sistema todas las personas con ingresos superiores a 600.000 euros en el año anterior (si el periodo del año es inferior a un año, se hará un cálculo a prorrata). Asimismo, podrán utilizar este sistema quienes renuncien voluntariamente al presupuesto directo simplificado.
  • Evaluación directa simplificada: Pueden utilizarlo todas las personas con ingresos inferiores a 600.000 euros anuales.

La principal diferencia entre las dos categorías mostradas es que en la segunda se puede deducir el 5% de los ingresos netos positivos para gastos de difícil justificación.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *