Estancamiento secular | Diccionario Economico

Definición de Estancamiento secular | Diccionario Economico

El estancamiento secular es un término que se utiliza en economía para referirse a una situación prolongada de bajo crecimiento económico y baja inflación en una economía. Este fenómeno se caracteriza por la persistencia de bajas tasas de crecimiento del producto interno bruto (PIB), altas tasas de desempleo y baja inversión. También se relaciona con factores estructurales, como el envejecimiento de la población y la falta de innovación tecnológica.

Luego, el estancamiento secular implica una depresión económica que se convierte en la nueva normalidad, con un bajo crecimiento del producto interno bruto (PIB) y otros síntomas como el desempleo persistente y las bajas tasas de interés.

El término fue acuñado por primera vez por Alvin Hansen en 1930. Esto en el marco de la Gran Depresión, cuando estalló la mayor crisis económica del siglo XX, dejando sus consecuencias en los años posteriores.

El término «estancamiento secular» fue utilizado nuevamente en 2013 por Larry Summers, quien trató de explicar la lenta recuperación económica de la Gran Recesión.

Para Summers, el estancamiento secular se debe a la baja demanda, una de cuyas principales consecuencias es la deflación. Esto significa que las empresas obtienen menores beneficios.

Causas del estancamiento secular

Las razones del estancamiento secular causado por la Gran Recesión de 2008 pueden ser las siguientes:

  • Grandes ahorros y pequeña inversión: Existe una fuerte propensión al ahorro, especialmente en los países desarrollados, lo que reduce los fondos disponibles para la inversión. Este fenómeno se refleja en tasas de interés bajas, incluso cercanas a cero. Así, se puede interpretar que existe un exceso de oferta de fondos disponibles para prestar, por lo que el precio del dinero (tasa de interés) cae.
  • Baja demanda: Esto está relacionado con el punto anterior. Si aumentan los ahorros, hay menos recursos disponibles para gastar e invertir. Por lo tanto, la tasa de crecimiento económico está disminuyendo.
  • Nuevas tecnologías relativamente menos eficientes: Las nuevas tecnologías del siglo XXI no aumentarían la productividad de la economía tanto como los inventos de principios del siglo XX, como la electricidad y la aviación.
  • Menor tasa de crecimiento de la población: Se observan tasas de natalidad más bajas tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Por lo tanto, se espera que esto lleve a un menor crecimiento del PIB debido a la reducción de uno de los factores de producción, la mano de obra.

Argumentos contra el estancamiento secular

Si bien existe evidencia de que los países desarrollados han mostrado signos de estancamiento prolongado desde la crisis de 2008, se debe tener en cuenta que hay un factor que no debe considerarse estático: la tecnología.

Mientras la humanidad pueda continuar innovando en el futuro, siempre habrá una oportunidad de aumentar la productividad de la economía global. Por lo tanto, se pueden lograr mayores tasas de crecimiento.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *