Dirección por valores | Diccionario Economico

Definición de Dirección por valores | Diccionario Economico

La dirección por valores es un enfoque de gestión que se basa en alinear los valores y principios de una organización con los objetivos y decisiones estratégicas, con el fin de crear una cultura corporativa sólida y centrada en valores éticos y de responsabilidad. Consiste en integrar los valores en la toma de decisiones, promoviendo una ética empresarial y un liderazgo basado en principios morales.

La Dirección por Valores tiene como objetivo que los empleados se sientan cómodos y orgullosos de formar parte de una empresa responsable y ética. Así, los empleados aumentan su grado de pertenencia a la organización y la hacen más productiva.

En este estilo de gestión, los rangos superiores se caracterizan por acercarse a los inferiores, lo que permite un mejor funcionamiento del equipo de trabajo. Tanto la empresa como los jefes tienen ciertos valores con los que los empleados se sienten identificados. De ahí que se fomente el trabajo en equipo y se potencie la productividad al lograr la sinergia entre ambos.

Los objetivos que se proponga la organización en la implantación de la gestión por valores deben ser realistas. Este estilo de liderazgo puede generar una motivación excesiva entre los empleados, por lo que las metas inalcanzables resultarán en la desmoralización de los empleados. Esta situación afectará negativamente al rendimiento.

Objetivos de la dirección por valores

Al tomar la decisión de realizar una gestión por valores, se espera alcanzar los siguientes objetivos:

  • Simplificar: Gestionar una empresa y todo su equipo de personas es muy complejo, por lo que puede resultar más sencillo.
  • Armonizar: Se logró reducir el número de conflictos e ineficiencias entre los empleados.
  • Guía: Indicar el camino que debe seguir la empresa a largo plazo para alcanzar el éxito y lograr sus objetivos.
  • Atraer: Los empleados deben estar comprometidos con la empresa y utilizar todo su potencial en el lugar de trabajo. Cuando surge el compromiso, aumenta la productividad y se logran mejores resultados.

Características de la dirección por valores

Entre los diversos atributos de la gestión por valores, se pueden distinguir los siguientes:

  • Da valor a la opinión del empleado y lo obliga a participar.
  • La motivación de los empleados es un aspecto clave.
  • Se dota a la empresa de una mayor flexibilidad en relación a los cambios de metas o variaciones en los procesos de trabajo.
  • La empresa ha establecido ciertos valores, y son conocidos por todos los empleados.
  • Se trata de un estilo de gestión centrado en el medio plazo.
  • Alinear los objetivos de negocio con los valores éticos y emocionales.

Beneficios de la gestión del valor

Llevar a cabo este estilo de gestión te permite obtener las siguientes consecuencias positivas:

  • Aumento de la productividad a través de una mayor motivación de los empleados.
  • Mayor participación de los empleados.
  • Espíritu de equipo.
  • Mejorar la imagen de la empresa tanto interna como externamente.
  • Fomenta la comunicación interna, favoreciendo el clima laboral y reduciendo el número de errores cometidos.
  • Los empleados se sentirán satisfechos.

En definitiva, la gestión por valores dice que los empleados no tienen reglas a seguir, sino que los valores que tienen les hacen desempeñar correctamente sus funciones. Por ello, se persigue aumentar la motivación y productividad de los empleados.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *