Día de la Independencia de los Estados Unidos | Diccionario Economico

Definición de Día de la Independencia de los Estados Unidos | Diccionario Economico

El Día de la Independencia de los Estados Unidos es una festividad nacional que se celebra el 4 de julio de cada año. Se conmemora la independencia del país de la corona británica en 1776, cuando se adoptó la Declaración de Independencia.

El Día de la Independencia de los Estados Unidos se celebra con coloridos desfiles, omnipresentes banderas estadounidenses, eventos deportivos y grandiosos espectáculos de fuegos artificiales. Sin embargo, para entender su origen hay que remontarse al siglo XVIII.

Origen del Día de la Independencia de los Estados Unidos

En ese momento, los británicos tenían colonias en la costa este de lo que ahora se conoce como los Estados Unidos de América. Las llamadas Trece Colonias compartían valores y una forma de organización política muy parecida, con cierto grado de autonomía. Sin embargo, el mercantilismo británico creó fuertes divisiones entre los colonos y Gran Bretaña. Pero el hecho es que las colonias solo podían comerciar con Gran Bretaña, y el gobierno británico estaba a cargo de administrar las posesiones coloniales.

Mercantilismo e impuestos

Son los factores económicos los que serán decisivos en el momento del estallido de las hostilidades entre los colonos y Gran Bretaña.

Tras la victoria en la Guerra de los Siete Años (1756-1763), los británicos consolidaron su dominio comercial en América. El conflicto supuso una terrible carga para la hacienda británica, por lo que se impusieron una serie de impuestos que provocaron un profundo malestar entre los colonos.

Estos impuestos gravaban productos como el té, las estampillas o el café. Sin duda fueron la gota que colmó el vaso de las trece colonias. Los colonos estaban muy molestos porque tenían que pagar impuestos y no tener representación política. Estos impuestos se aplicaron a los bienes de Gran Bretaña, lo que claramente favoreció a la Compañía Británica de las Indias Orientales.

La máxima expresión del malestar causado por el mercantilismo británico y este tipo de impuestos tuvo lugar en 1773, en una fiesta del té, cuando en la ciudad de Boston, los colonos arrojaron al mar un gran cargamento de té británico. La respuesta británica fue inmediata y se enviaron soldados para sofocar las rebeliones, y se limitó la autonomía política de las Trece Colonias.

Mientras tanto, existía una fuerte división política entre los habitantes de las colonias. Los leales estaban decididos a permanecer leales a Gran Bretaña, mientras que los patriotas estaban firmemente convencidos del completo abandono de los británicos.

También en el Reino Unido hubo una comprensión ambivalente del conflicto con los colonos, ya que muchos británicos creían en la reconciliación con las colonias, mientras que otros argumentaban que el uso de la fuerza era necesario.

Guerra contra los británicos y la Declaración de Independencia

La tensión no se hizo esperar, hasta que se hizo insoportable y desembocó en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783). Aunque los colonos lucharon en un territorio que conocían muy bien, el ejército británico en ese momento era una de las máquinas de guerra más poderosas del mundo.

Políticamente, Richard Henry Lee lideró el movimiento independentista. Así que los colonos se pusieron a trabajar, y un comité encabezado por Thomas Jefferson se hizo cargo de la redacción de la Declaración de Independencia. Entre los principios que inspiraron esta declaración estaban la soberanía nacional, la igualdad de todas las personas y el gobierno responsable. Asimismo, la declaración introducía un elemento muy importante al reconocer libertades fundamentales como la libertad de prensa o el derecho de propiedad.

Aunque la independencia fue aprobada por votación el 2 de julio de 1776, el documento final no se imprimió hasta el 4 de julio de 1776. Sin embargo, a pesar de la Declaración de Independencia, la guerra con Gran Bretaña continuó hasta 1783. En última instancia, la victoria en la guerra caería en manos de Estados Unidos, que contaba con un fuerte apoyo de Francia y España.

Tal es la importancia del 4 de julio que la Declaración de Independencia se considera un evento fundamental en el nacimiento de la nación americana y, por lo tanto, se celebra todos los años con gran celebración.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *