Despacho a consumo | Diccionario Economico

Definición de Despacho a consumo | Diccionario Economico

Despacho a consumo es un término utilizado en economía que se refiere al proceso de suministrar y distribuir bienes o servicios directamente al consumidor final, evitando intermediarios o canales de distribución tradicionales.

Este procedimiento administrativo otorga el estatuto aduanero de mercancías de la Unión a envíos procedentes de otros países. Al igual que el despacho a libre circulación, prevé las formalidades para la importación y exportación de mercancías.

Características del envío a consumo

El despacho a consumo es un régimen aduanero que permite el consumo y uso de mercancías importadas. Por lo tanto, previo a la autorización, el importador deberá pagar los derechos de aduana o de garantía, el IVA y demás impuestos aplicables.

Asimismo, previo pago de cualquier multa que se hubiere devengado en el proceso.

En este sentido, también se denomina de esta forma a una mercancía enviada a libre práctica cuando llega al país de destino. Esto sucede después de que el importador haya pagado los impuestos internos de ese país. Así, el propietario ahora puede realizar la actividad que considere con los bienes legalmente importados.

Tipos de envío para el consumo

En algunos países hay dos o más formas de pasar la aduana dependiendo de cuándo se haga. En este sentido, se distinguen los siguientes grupos principales:

  • Esperado: El despacho anticipado es el proceso de control aduanero antes de que llegue la carga. Por lo tanto, este proceso se aplica a los envíos de bajo riesgo que pasan por el canal verde. Esto se aplica a la mayoría de los productos.
  • pospuestoR: Este despacho se realiza después de la llegada de la mercancía. Por lo tanto, aplica para los canales naranja y rojo, que requieren reconocimiento de documentos e inspección física, respectivamente.

Cabe señalar que los tiempos y requisitos de estos procesos dependen de la legislación de cada país.

El proceso de envío a consumo

El despacho a consumo sigue el mismo proceso que una importación normal. Por lo tanto, todo comienza con la presentación de una declaración aduanera.

Posteriormente, las autoridades realizan una evaluación de riesgo y determinan el canal a través del cual se llevará a cabo el proceso. Las mercancías pueden permanecer en depósito temporal o pasar inmediatamente a los depósitos del propietario. La autoridad aduanera lleva a cabo un proceso de evaluación y verificación de riesgos, si es necesario.

Finalmente, si es necesario, se determinan los derechos de aduana, impuestos y multas. Una vez finalizado el proceso, el importador puede disponer de la mercancía.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *