Contratos financieros atípicos – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

Definición de Contratos financieros atípicos – Definición, qué es y concepto | Diccionario Economico

Los contratos financieros atípicos son aquellos que no se ajustan a las características o requisitos de los contratos financieros estándar y que se adaptan a las necesidades específicas de cada situación financiera. Esto implica que su estructura, términos y cláusulas pueden variar significativamente, y suelen ser más complejos y personalizados.

Al final de la vigencia del contrato, la entidad de crédito realizará el pago en efectivo (y/o equivalentes de efectivo) o documentos financieros. Depende de la evolución de la acción, cartera o índice bursátil. Por lo tanto, no se garantiza el reembolso total del capital del cliente.

Ventajas y desventajas de los contratos financieros atípicos

Entre las ventajas de los contratos financieros no estándar se encuentran:

  • Ofrecen rendimientos más altos que las cuentas de ahorro bancarias.
  • Pueden ser útiles para las personas que están familiarizadas con los mercados de capitales y entienden cómo funcionan los productos financieros complejos.

Sin embargo, hay algunas desventajas de estos contratos:

  • Representan una alternativa de alto riesgo. Supongamos que la rentabilidad de un depósito estructurado depende del precio de Minera XY. Entonces, si las acciones de esta empresa caen durante el período del acuerdo, el inversor perderá parte de su capital.
  • Son difíciles de entender para la mayoría de las personas. Pueden confundirse con productos de ahorro cuando en realidad son una alternativa de inversión.
  • Debido a que no se negocian en mercados secundarios organizados (como la bolsa de valores), no se pueden cancelar anticipadamente. Esto es incluso si la expectativa de una pérdida.

Composición de los contratos financieros atípicos

Los contratos financieros atípicos resultan de la combinación de dos tipos de productos con características diferentes:

  • Un depósito, generalmente a corto plazo, que genera una rentabilidad superior a la media del mercado.
  • Activo financiero con un horizonte de largo plazo. Esto podría ser una participación en un fondo de inversión, o un depósito vinculado a la evolución de una acción (o una combinación de acciones) o un índice bursátil.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *