Compra racional | Diccionario Economico

Definición de Compra racional | Diccionario Economico

La compra racional se refiere a la toma de decisiones basadas en un análisis lógico y eficiente de las opciones disponibles, considerando factores como precios, calidad, necesidades y preferencias personales.

En otras palabras, una compra racional es una acción consciente, un acto de consumo planificado y organizado, que tiene un fuerte argumento que justifica la compra de un determinado producto o producto.

El caso contrario sería la compra impulsiva.

Sin embargo, este comportamiento puede verse influido tanto por la publicidad recibida previamente a través de la publicidad como por los consejos de familiares y amigos. Todo ello, aunque tengas muy claro la marca y el producto que quieres comprar.

Comportamiento del consumidor

Razones para la compra racional

Hay varias razones que determinan la racionalidad de la compra:

  • Producto y su precio: Por lo general, los bienes caros se compran después de la reflexión.
  • Nivel económico del comprador: cuando tengas ingreso alto, hay una mayor oportunidad de comprar productos más caros (sucede de la misma manera que en la situación anterior).
  • Publicidad: Ofrece información sobre la aplicación y beneficios del producto, haciendo más atractivos los artículos.
  • medios de pago: Las alternativas de pago en dinero hacen que el acto de comprar sea menos oneroso porque facilita la toma de decisiones.

Por otro lado, conviene identificar tres situaciones principales en las que se pueden encontrar los consumidores en la etapa previa a la compra:

1. Decisiones de rutina: Esto sucede antes de artículos de uso frecuente como el pan.
2. Problema de solución acotada: Cuando aparece un nuevo producto, como una crema hidratante.
3. Solución completa: Se da en servicios que serán duraderos en el tiempo, como una casa o un automóvil.

Pasos en el proceso de decisión de compra

Las etapas que determinan la decisión de compra incluyen las siguientes:

  1. Reconocimiento del problema: Este es el momento en que el consumidor siente una necesidad insatisfecha. Una necesidad que bien puede estar impulsada por motivos intrínsecos —productos que satisfacen necesidades primarias— o por una serie de estímulos externos, como una campaña publicitaria.
  2. buscar información: Cuando el consumidor ya ha identificado la necesidad, comienza a buscar y recopilar información sobre los bienes y servicios que podrían satisfacerla.
  3. Evaluación de alternativas: Un proceso en el que un cliente explora posibles opciones de compra. Así, determinar qué beneficios se pueden obtener de cada uno de los bienes y/o servicios considerados. El objetivo de esto es poder elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.
  4. tomando decisiones: Después de que el consumidor haya evaluado las posibles alternativas, puede suceder que compre la opción elegida, retrase la compra o finalmente busque una alternativa adicional.
  5. Evaluación después de la compra: cuando ya se ha producido la compra de un producto o servicio, el consumidor procede a evaluarlo. El propósito de esto es ver hasta qué punto ha cumplido con sus expectativas. Con un resultado positivo, se puede repetir la compra de este producto. Por el contrario, si el examen no es satisfactorio, se produce lo que se conoce como disonancia cognitiva. Este sentimiento de vacilación después de una compra se debe a la frustración del consumidor.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *