Alemania nazi | Diccionario Economico

Definición de Alemania nazi | Diccionario Economico

La Alemania nazi fue un Estado totalitario liderado por Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, caracterizado por su régimen político autoritario, el control estatal de la economía y la persecución y eliminación de grupos considerados «indeseables» por el régimen, como los judíos, los homosexuales y los discapacitados, entre otros.

La Alemania nazi fue un régimen totalitario (1933-1945) bajo el cual el dictador Adolf Hitler gobernó el país con el apoyo del aparato político del Partido Nacionalsocialista.

Después de la Primera Guerra Mundial, Alemania se sumió en la pobreza. El país enfrentaba un abismo económico y estaba condenado al alto costo de la guerra.

El contexto de hiperinflación, desempleo y pobreza fue uno de los factores clave que llevaron al surgimiento de una ideología totalitaria como el nazismo. En 1933, el dictador y genocida Adolf Hitler llegó al poder en Alemania.

Para llevar a cabo sus planes expansionistas, Hitler necesitaba una economía alemana fuerte. La economía tuvo que estar subordinada a los intereses del estado, mientras que la fuerte industrialización surtió efecto. Así, se llevó a cabo un extenso programa de obras públicas y se fijó como meta una fuerte reducción del desempleo.

Punto de partida difícil para la Alemania nazi

La derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial fue todo un drama humano, social y económico. El Tratado de Versalles obligó a Alemania a pagar el coste económico del conflicto. Para pagar multas tan astronómicas, el gobierno alemán decidió emitir cantidades masivas de marcos alemanes y la hiperinflación asoló el país entre 1921 y 1923.

Los precios desorbitados castigaron con especial severidad a la clase obrera, los funcionarios, los jubilados y los ahorradores. Todo esto no podía dejar de afectar a los productores, quienes, ante tales costos, no podían continuar con sus actividades económicas.

Aunque los problemas remitieron en 1924, la crisis de 1929 y la Gran Depresión que siguió golpearon duramente a la economía mundial. El descontento y el desempleo eran omnipresentes en la sociedad alemana.

En medio de las convulsiones de Alemania, el nazismo se estaba extendiendo, y en 1933 Hitler y el Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes llegaron al poder. Hitler, aprovechando el descontento social, prometió introducir una serie de medidas económicas que solucionarían los problemas que sufría Alemania.

¿Qué sistema económico había en el Tercer Reich?

Como en la Unión Soviética, la economía estaba dirigida por el estado. Sin embargo, a diferencia de los soviéticos, los nazis permitieron la propiedad privada y no nacionalizaron los medios de producción.

De esta manera, los terratenientes conservaron sus vastas propiedades, la banca permaneció privada y empresas industriales como Krupp, Siemens y Porsche, entre muchas otras, jugaron un papel clave en el rearme de Alemania. Además, durante el Tercer Reich, los grandes empresarios de la industria alemana aumentaron su riqueza y se beneficiaron del trabajo esclavo.

Para el rearme de Alemania, se necesitaba una industria a gran escala, capaz de producir una gran cantidad de equipo militar. Así, el estado se convirtió en el primer cliente de la industria alemana. Todo esto fue financiado por una estricta política de endeudamiento.

Cabe señalar que con la vista puesta en la guerra de 1936, Alemania puso en marcha un plan de cuatro años. Este plan implicaba la preparación de Alemania y su economía para la guerra, para lo cual el país debía poder existir en condiciones de autarquía.

El «milagro» económico alemán de la década de 1930

Sorprendentemente, la tasa de desempleo en Alemania aumentó del 43,8% en 1932 al 12% en 1936. Muchos se preguntan cómo el Tercer Reich logró tal reducción del desempleo.

Para ello, Hitler nombró ministro de Economía a Hjalmar Schacht, que estuvo al frente del Banco Central alemán entre 1923 y 1930. Los nazis inmediatamente tomaron medidas de gran importancia económica.

En este sentido, Alemania dejó de pagar las duras sanciones impuestas por el Tratado de Versalles e implementó el llamado Programa Reinhard. Tales medidas implicaron el desarrollo de un programa de obras públicas a gran escala, el fortalecimiento y desarrollo de la industria militar.

Para financiar esta cantidad de gasto público, el estado alemán optó por la deuda. Así, el Estado concedía préstamos a las empresas a cambio de beneficios.

Sin embargo, estas no fueron todas las medidas económicas tradicionales. Al ser un país totalitario, la Alemania nazi recurrió al robo. Las mayores víctimas fueron los judíos que vieron a los nazis usurpar sus propiedades. Por otro lado, la expansión territorial del Tercer Reich a través de anexiones e invasiones también permitió a Alemania dotarse de ingentes recursos económicos.

Estado de bienestar en la Alemania nazi

Para obtener apoyo social para los alemanes, los nazis sabían que necesitaban asegurar la prosperidad económica y social. Por ello, el empleo estable, la vivienda digna, la propiedad del automóvil y las vacaciones se han convertido en elementos clave de la política del estado del bienestar.

Para los nazis, se suponía que una mujer debía quedarse en casa, dedicándose a criar niños. Así, la responsabilidad del empleo recaía sobre el hombre. Para respaldar estas ideas, se requería apoyo financiero para las familias que pudieran utilizar los préstamos familiares en condiciones muy favorables.

Para reducir el desempleo, en 1934 se creó una organización llamada Reich Labor Service. Esta organización proporcionó la mano de obra necesaria para la construcción de instalaciones públicas, así como para proyectos de apoyo al ejército y la agricultura.

Sin embargo, desde el punto de vista laboral, los sindicatos y las huelgas estaban prohibidos, y el único sindicato permitido era el Frente de Trabajadores Alemanes. Pero el verdadero propósito del Frente de Trabajadores Alemanes no era proteger los intereses de los trabajadores, sino aumentar la producción.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *