Fayolismo | Diccionario Economico

Definición de Fayolismo | Diccionario Economico

El fayolismo es una teoría administrativa desarrollada por Henri Fayol que establece principios y funciones de la dirección empresarial, incluyendo la planificación, organización, dirección, coordinación y control, con el objetivo de alcanzar los objetivos de la organización de manera eficiente.

Fayol es considerado, al igual que Frederick Winslow Taylor (quien desarrolló el taylorismo), uno de los padres de la gestión moderna. Ambos hicieron contribuciones importantes que continúan siendo estudiadas en el siglo XXI.

Principios del Fayolismo

Los principios del faiolismo incluyen:

  • La dirección o administración de empresas depende no sólo de la capacidad de una persona, sino también de los conocimientos que pueda aprender o adquirir.
  • Los conocimientos de administración de empresas no son enteramente empíricos ni teóricos, sino que son esquemas que permiten ordenar lo aprendido a través de la experiencia.
  • Los principios de la gestión se aplican no solo a las empresas, sino a cualquier actividad u organización donde se requiera coordinar esfuerzos humanos para alcanzar una meta. Esto se conoce como el principio de universalidad.
  • La división del trabajo aumenta la eficiencia del trabajo y, en consecuencia, la productividad.
  • Fayol destaca la importancia de que un trabajador reciba órdenes de un jefe y también tenga una cadena de mando clara.

Principales contribuciones del faiolismo

Los principales aportes del fayolismo radican principalmente en las funciones de administración:

  • Planificación: definir un plan de acción.
  • Organización: Contar con todos los elementos necesarios para lograr el plan previsto. Nos referimos tanto a lo material como a lo no material (por ejemplo, el sistema laboral).
  • Equipo: Dirigir a los empleados y dirigirlos para que puedan lograr la mayor eficiencia.
  • Coordinación: Lograr la sincronización de los esfuerzos de todos los empleados para lograr un solo objetivo común.
  • Control: comprobar si se alcanzan los objetivos fijados.

En segundo lugar, tenemos las operaciones de control, que se dividen en seis:

  • Técnicas: Se refiere a la producción o desarrollo de los productos o servicios de una empresa.
  • Comercial: Esto está relacionado con la compra (por ejemplo, de proveedores) y la venta de bienes.
  • Financiero: Es lo que se refiere a la obtención de capital (por ejemplo, en forma de préstamos) que se utilizará para financiar las operaciones de la empresa.
  • Seguridad: Proteger y preservar los bienes y personas que forman parte de la organización.
  • Contadores: Elaboración de inventarios, balances y otros estados financieros.
  • Administrativo: Integra las otras cinco funciones, coordinándolas y situándose por encima de ellas.

Los 14 principios de gestión de Fayol.

Fayol también presenta 14 principios de introducción:

  • Subordinación de los intereses personales a los intereses generales de la empresa: Por encima de los intereses de cualquier empleado están los intereses de la organización.
  • dispositivo de control: Un trabajador debe recibir órdenes sólo de un superior.
  • unidad de dirección: Cada grupo de actividades comunes que tienen el mismo propósito debe estar dirigido por un gerente, por ejemplo, un gerente financiero para operaciones financieras.
  • Centralización: La concentración de poderes en la gestión de la sociedad.
  • Jerarquía o cadena escalar: La cadena de jefes, que va de los niveles superiores a los inferiores. Así, las comunicaciones en la organización deben seguir esta secuencia, es decir, las órdenes del director general son ejecutadas por el responsable de compras y trasladadas a su grupo de trabajo.
  • División del trabajo: El personal debe especializarse en un trabajo en particular.
  • Autoridad y responsabilidad: Es el derecho de dar órdenes, y va de la mano con una mayor responsabilidad, como es el caso de los gerentes o directores.
  • Disciplina: Se asocia con el buen comportamiento y suele reflejarse en la misión y visión de la organización.
  • Remuneración del personal: El trabajador debe recibir un salario justo y cumplir con el nivel de vida.
  • Equidad: Todos los empleados deben ser tratados por igual. De esta manera, puedes ganar su lealtad.
  • Orden: Tanto las personas como el inventario deben estar en el lugar correcto en el momento correcto, por ejemplo, para satisfacer una solicitud de compra.
  • Estabilidad y permanencia del personal en el puesto: La alta rotación de personal es ineficiente. Por ello, se debe buscar la estabilidad del personal.
  • Iniciativa: Se debe alentar a los trabajadores a participar, por ejemplo, a decir lo que piensan. Así que harán todo lo posible.
  • Espíritu de equipo: Se trata de encontrar una alianza dentro de una organización para lograr objetivos comunes.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *