Factoraje | Diccionario Economico

Definición de Factoraje | Diccionario Economico

El factoraje es una operación financiera mediante la cual una empresa cede sus cuentas por cobrar a una entidad financiera a cambio de recibir un adelanto de los fondos que le corresponderían. De esta manera, la empresa puede obtener liquidez de forma rápida y sin incurrir en deudas.

El factoring, también conocido como factoring financiero, es una herramienta que las empresas necesitan para obtener o recaudar fondos. Con esta herramienta, la empresa vende sus facturas pendientes a la entidad financiera, el banco que las paga. Así, el banco presta dinero a la empresa, que recibe inmediatamente el capital, mientras que ésta se encarga de la gestión posterior del cobro de los derechos de cobro adquiridos.

El factoraje financiero, en otras palabras, es como un adelanto que hace un banco por futuros derechos de cobro que pasan a ser propiedad del banco. Pues si la empresa fuera a cobrar estas facturas y además gestionara el cobro, no solo se alargarían los plazos, sino que también se corre el riesgo de que se produzcan situaciones de insolvencia, así como situaciones en las que el tiempo de espera se alargue más de lo habitual. .

Con el factoring la empresa se despreocupa de esta tarea, pudiendo contar con capital desde el primer momento. Del mismo modo, el banco, al correr el riesgo de pagar estas facturas pendientes, también ofrece una cantidad inferior al valor total de las facturas asignadas.

Características del factoring financiero

Entre las características de este instrumento financiero, cabe destacar las siguientes:

  • Es una herramienta de financiación.
  • Es decir, permite a la empresa obtener liquidez.
  • Debe existir una contraparte, que suele ser una entidad financiera.
  • La empresa entrega los efectos pendientes de cobro al banco, recibiendo capital.
  • El banco compra estas cuentas a un precio determinado para pagar el capital.
  • La empresa recibe la liquidez necesaria.
  • El Banco es el responsable de la gestión posterior del cobro de estas facturas.

¿Quién está involucrado en el factoraje?

Para realizar una operación de factoraje se requiere la participación de las siguientes entidades:

  • cedente: Se trata de una empresa que vende sus cuentas a una entidad financiera con el fin de recibir un capital para las mismas.
  • Factor: Es la entidad financiera que negocia con la empresa el precio de las facturas y aporta capital que luego será reembolsado con los derechos de captación adquiridos.
  • deudor: En este sentido, los clientes que han adquirido un bien o servicio pactando un plazo de pago con la empresa vendedora y que tienen que pagar a la entidad financiera el capital que adelantó a la empresa vendedora y que esta última tuvo que pagar por la compra . bienes o servicios.

tipos de factoraje

Dependiendo de la operación, podemos decir que existen 3 tipos de factoring:

  • Proveedores: La necesidad de adelantar capital a las empresas que deben, del mismo modo ya pesar de la redundancia, adelantar capital a sus proveedores para obtener materias primas.
  • clientela: Este es el método tradicional y más conocido. El explicado en el artículo, donde una empresa financia sus operaciones vendiendo facturas pendientes de recibir.
  • Para operadores internacionales: Este tipo de factoraje es para operaciones de importación y exportación.

De la misma forma, dependiendo de la calidad crediticia del deudor, el factoraje ofrecido por la organización puede ser de los siguientes tipos:

  • con recurso: En una operación de factoring con recurso, si el cedente, a pesar de ser redundante, cede el derecho de cobro al deudor que no puede hacer frente a la deuda especificada, el factor puede reclamar la deuda directamente a la empresa cedente, sin poder reclamarla, debido a la insolvencia, al deudor.
  • sin recurso: En una operación de factoring sin recurso, el factor puede reclamar deuda únicamente al deudor y no al cedente de la operación. Así, el cedente de la operación queda liberado de responsabilidad en caso de incumplimiento por parte del deudor.

¿Cómo puedo factorizar?

El factoraje es aplicable a muchas empresas de cualquier tamaño e independientemente de sus actividades.

Por esta razón, cualquier empresa creadora de derechos de cobro puede ofrecer sus cuentas al banco o institución bancaria interesada a cambio de celebrar un contrato de factoraje.

Posteriormente, aún sin requerir garantía, condiciona, en función de la calidad crediticia de los deudores, entre otros factores, se decidirá si dicho factoraje se realizará con recurso o sin recurso.

Ventajas y desventajas del factoring financiero

Así, la operación de factoring tiene una serie de ventajas, así como desventajas que es necesario destacar.

Entre las ventajas se encuentran las siguientes:

  • Esto permite a la empresa obtener liquidez de forma inmediata.
  • Esto no afecta su calidad crediticia ni la deuda de la empresa.
  • Ahorre el tiempo y el esfuerzo que debería haber utilizado para cobrar estas facturas.
  • Garantiza el cobro de las deudas de una forma determinada.
  • Esto permite a la empresa continuar con actividades que pueden financiar operaciones.

Entre las falencias de la empresa se encuentran las siguientes:

  • Esto da como resultado un menor rendimiento de las ventas porque la organización ofrece un precio más bajo por asumir riesgos.
  • Esto se debe a que este tipo de operaciones están asociadas a altos costos para la empresa, lo que en ocasiones es incompatible con el monto de la utilidad.
  • En el caso de que la operación sea con recursos, existe el riesgo de que esto afecte su solvencia, ya que deberá responder por el deudor en caso de impago.

Un ejemplo de factoring financiero

Para comprender completamente el concepto, veamos un ejemplo de una transacción de factoraje financiero.

Imaginemos que tenemos una empresa que vende queso artesanal y le vendemos a un cliente un pedido de $5,000. Este cliente, aunque compre queso, pagará su factura en 90 días pactando con nosotros este plazo de pago.

Sin embargo, a pesar de que nos pagará en 90 días, necesitamos este dinero para el desarrollo de nuestras actividades. Por eso decidimos ir al banco y buscar la contratación de una operación de factoring.

Cuando llegamos al banco, aprueba con una tasa de interés del 3% sobre el capital.

Así, el banco deposita en nuestra cuenta el importe del principal menos los intereses previamente pactados. Estamos obteniendo liquidez para continuar con nuestras operaciones mientras el banco cierra la operación que está reportando utilidades.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *