Comisión por descubierto | Diccionario Economico

Definición de Comisión por descubierto | Diccionario Economico

La Comisión por Descubierto es una tarifa que los bancos y otras entidades financieras cobran cuando una cuenta bancaria no dispone de suficientes fondos para cubrir una transacción o un cheque presentado.

Las instituciones bancarias establecen un cargo por sobregiro para los clientes que presenten sobregiros en sus cuentas corrientes en cualquier momento o de manera constante.

En este sentido, es el banco el que tendrá que aceptar o bloquear diversos pagos o domiciliaciones que el cliente no puede cubrir en tales situaciones.

Por esta razón, los titulares de la cuenta estarán sujetos a un monto de penalización agregado a ciertos intereses o costos adicionales por pago tardío.

Por ello, estas instituciones buscan incentivar a sus clientes a evitar números rojos en sus cuentas a través de comisiones que penalicen o penalicen los sobregiros.

Estos cargos por sobregiro a menudo representan un alto costo para los clientes del custodio en comparación con otros tipos de cargos existentes.

Características del cargo por sobregiro

Además del concepto descrito anteriormente, este tipo de comisión tiene algunas otras características que debes tener en cuenta:

  • Cantidad preestablecida: La comisión cobrada en caso de sobregiro debe determinarse en la oferta antes de la celebración del contrato, que se transfiere al cliente.
  • Regulación formal: Cada territorio establece determinadas proporciones o cantidades en su legislación. Normalmente, estos costes oscilan entre los 15 y los 50 euros, dependiendo de varios factores.
  • Intervalo de tiempo: Este tipo de comisión se puede aplicar a saldos negativos, ya sean puntuales o continuos durante un período de tiempo.
  • Gastos adicionales: En muchos casos, los bancos agregan otras tarifas en caso de retraso en el pago.

Cargo por sobregiro por día

Este tipo de mecanismo en situaciones de sobregiro suele estar asociado a una connotación negativa.

Sin embargo, los bancos en estos casos reaccionan a la situación con la deuda del cliente. Es decir, en una situación de saldo negativo, es la entidad la que debe responder de las distintas obligaciones de pago que pueda tener la cuenta.

Esto es especialmente notorio en casos de personas u organizaciones con poca liquidez, pero con movimientos u obligaciones normales que deben cumplir.

De esta forma se pueden evitar sanciones por parte de la Administración o posibles embargos. El titular de la cuenta sólo debe responder ante su banco.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *