Bono redimible | Diccionario Economico

Definición de Bono redimible | Diccionario Economico

El bono redimible es un título de deuda que puede ser canjeado por su valor nominal en un momento determinado, lo que significa que el emisor del bono debe pagar el capital principal en la fecha de su vencimiento.

Cuando invertimos en pasivos o bonos, podemos elegir mantenerlos hasta su vencimiento o venderlos a otro inversionista en el mercado secundario. Pero estos productos financieros se amortizan en un período determinado.

No obstante, en este caso, estamos ante uno que tiene la particularidad de que el emisor se reserva el derecho a restituirlo antes de la fecha acordada. Así, se pueden evitar los pagos de intereses cuando la situación del mercado es desfavorable.

Explotación de un bono redimible

Su trabajo es relativamente simple. El emisor los ofrece al mercado de la misma forma que los bonos tradicionales. Si un inversor está interesado en ellos, los compra sabiendo que el emisor se reserva el derecho de redimirlos antes de lo previsto.

Para evitar el daño que causa la depreciación anticipada, se ofrece un mayor rendimiento a quien lo compra. De esta forma, se establece una compensación económica que ofrece un incentivo frente a los tradicionales que se amortizan en una fecha prevista.

Formas de depreciación

Hay tres formas de canjear un bono exigible.

  1. Canje de Fondo de Amortización: Se realiza de acuerdo a un cronograma previamente acordado entre las partes.
  2. Canje Opcional: En este caso, el emisor se reserva el derecho de canjearlo o no al vencimiento.
  3. Canje Extraordinario: Cuando concurren determinadas causas previstas en el contrato que permiten al emisor cancelarlo antes de la fecha de vencimiento.

Ventajas y desventajas de un bono redimible

Aquí hay dos ventajas y desventajas.

  • La ventaja para el emisor es la posibilidad de amortización anticipada si el mercado se torna desfavorable. Tiene la desventaja de que debe ofrecer una tasa de interés más alta al inversionista.
  • Otra ventaja es que en muchos casos es más económico que un préstamo bancario, es decir, tiene menores costes financieros. Sin embargo, el inconveniente es que la empresa tendrá menos opciones de financiación si no cuenta con un reconocido prestigio.

Tipos de bonos redimibles

Disponemos de dos tipos de bonos canjeables.

  • Por un lado, los emitidos por las administraciones públicas, que funcionarán de la misma forma que lo hacen en cuanto a intereses, amortización o condiciones generales.
  • Los fabricados por una empresa privada. En este caso sucede lo mismo, son similares a las tradicionales en cuanto a sus condiciones.

Ejemplo de un bono redimible

Para terminar, veamos este sencillo ejemplo para entender lo expuesto hasta ahora. Tenemos un bono de $100 millones a 10 años, a 10 años, con una tasa de interés anual del 5% y una prima de amortización del 102%.

La empresa paga $5 millones anuales en intereses (100*5%). Luego, al año siguiente, bajan al 3% y la empresa amortiza los bonos, devolviendo $102 millones (100*102%). A su vez, pida prestado este dinero al banco al 3% de la tasa de mercado.

Como podemos ver, usar un bono exigible te permite pagar un interés del 3% sobre ese préstamo de $102 millones, es decir, $3,06 millones. Podemos asegurar que esta cantidad es muy inferior a lo que pagó hasta los 5 millones.

¿Problemas o dudas? Te ayudamos

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en Instagram. Si quieres recibir soporte para cualquier duda o problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en info@wikieconomia.org

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *